Semana santa y cine.

No soy creyente hace muchos años. Un proceso que me llevó tiempo, que ya he explicado antes en otros posts y que por lo menos, no tengo interés en explicar ahora. Sin embargo, a pesar de no creer, esto de la semana santa le viene bien a cualquier trabajador, independiente si hay ateos, como yo, que les gustaría que se cambiara el significado (o que no se celebrara). Es una buena fecha para ver clásicos del cine, no todos de temática bíblica, que dan por TV abierta. Clásicos del Technicolor y el CinemaScope de los 50, con esos fondos que ahora se ven falsos, y con montones de extras y reconstrucciones que ahora se hacen fáciles gracias a los avances en CGI. Un cine que parece artesanal, pero que realmente son dignas piezas de museo. Las mismas, que me hicieron interesarme en ver mas cine de ese entonces. De esas hay varias que me gustan bastante, las cuales paso a comentar brevemente después del salto.

Espartaco.

spartacus.

Dirigida por (de pie) Stanley Kubrik (2001, Odisea en el Espacio, Lolita), cuenta la historia de la rebelión de Espartaco (Kirk Douglas, padre de Michael Douglas y suegro de esa esquisitez llamada Catherine Zeta-Jones), esclavo de origen tracio y la guerra que desató contra el poder de la entonces, República romana. Mucho antes que la serie del mismo nombre (famosa por sus escenas de sexo mas que nada) es una adaptación de la novela homónima del escritor Howar Fast. Fue una de las tantas películas ambientadas en la época clásica que, a pesar de no tener referencias bíblicas, siempre ponen en la televisión abierta. Peter Ustinov (famoso por la siguiente película que comentaré) obtuvo su primer premio Oscar al mejor actor de reparto. Una película muy bien hecha, como todas las del genio de Kubrik -las que he podido ver-, que sin embargo siempre fue ninguneado por la Academia de Hollywood (que en ese entonces si era respetable).

Quo Vadis?

Dirigida por otro grande de la industria, Mervin LeRoy, es una película de 1951 basada, también en una novela homónima, escrita por el Nobel de Literatura Polaco Henryk Sienkiewicz, quien la concibió como una crítica a la opresión en su propio país. Trata del sufrimiento de los cristianos en la época del emperador Nerón, papel interpretado por Peter Ustinov, quien, debido a su actuación sería nominado (siendo la primera vez) al premio Oscar, como actor de reparto, el cuál no ganó (de hecho la película fue nominada a 8 premios pero no ganó ninguno). Es una historia del romance entre Marco Vinicio (Robert Taylor) y la esclava Ligia (Debora Kerr, aunque fue un papel pensado para Elizabeth Taylor). Destaca por sus actuaciones (en especial por el histriónico Nerón) como también por su recreación del circo romano y el célebre incendio de la ciudad de Roma perpetrado por el desquiciado emperador (bajo la excusa de componer una obra maestra en la música).  A pesar de no ganar el Óscar este es el papel por el que Ustinov es mas recordado.

The Robe (El Manto Sagrado)

Película de 1953, dirigida por Henry Koster y basada en la novela homónima de  Lloyd C.Douglas, es  la historia de un tribuno romano, Marcelo Gallius (Richard Burton), quien, después de enemistarse con el futuro emperador Calígula (Jay Robinson en su papel más reconocido) por la posesión de un esclavo griego de nombre Demetrius (Victor Mature), es enviado como tribuno bajo el mando de Poncio Pilatos, por entonces, procurador de las provincias de Judea y Samaria (rebautizadas como Palestina por Adriano en el 135), donde sería el encargado de la ejecución de Jesús. Allí Demetrius se convertiría al cristianismo, después de que Marcelo se quedara con el manto que portaba el condenado. Vuelve a Roma después de un tiempo, para encontrarse con Calígula ya convertido en emperador. Ahí también el se convertiría después de conocer a Simón Pedro. Se sacrificaría para salvar a su ahora amigo Demetrius, de ser condenado a muerte, junto con Diana (Jean Simmons, requerida actriz en este tipo de películas). La película tuvo una secuela, donde el protagonista es el esclavo griego, convertido gladiador y Calígula, volviendo Mature y Robinson a sus papeles nuevamente. Ganó dos premios Oscar en categorías menores.

Ben-Hur

Dirigida por William Wyler, esta basada en la novela homónima de Lewis Wallace y también en el largometraje mudo de 1925. Trata de la historia de Judá Ben-Hur, príncipe judío y su amistad con Mesala, aristócrata romano, en la época de la presumible existencia de Jesús, quien a pesar de aparecer en contadas ocasiones, es un personaje importante dentro de la película. Cuando Ben-Hur es condenado de por vida a ser remero de las galeras romanas, logra sobrevivir a un combate entre la flota dirigida por Arrio y piratas del Egeo, salvándole a este la vida. En agradecimiento lo adopta como hijo. Vuelve a Judea donde pretende vengarse de su antiguo amigo, algo que logra al vencerlo en las carreras de cuadrigas organizadas en el circo de Cesárea (las escenas mas recordadas, donde incluso se reconstruyó a escala un circo de esas características), mientras a la vez, busca a su madre y hermanas quienes fueron confinadas a una prisión infestada de lepra. Obtuvo 11 premios Oscar, siendo la mas galardonada hasta que Titanic logró la misma cantidad en 1998, con la salvedad que en los 60, las categorías eran menos. Cabe destacar que, al igual que la anterior, Jesús es retratado de espaldas en todo momento, algo que era tendencia en ese entonces por respeto a su figura, algo que cambiaría al estrenarse Rey de Reyes, poco tiempo después. (También existía la tendencia de retratar la crucifixión de Jesús, como al único al que clavaban en la cruz, mientras los dos ladrones, eran solo amarrados)

La Caída del Imperio Romano.

Antes que Gladiador, la historia de Cómodo, hijo y sucesor del emperador Marco Aurelio , es contada en esta película. A pesar de que la caída de Roma sería casi 4 siglos después, se pone de manifiesto (y hay acuerdo histórico) en que la decadencia del Imperio Romano comenzaba con la muerte de este loco emperador. Aunque su historia es menos épica que otras de la época, ya que trata mas de intrigas senatoriales y los primeros movimientos de sublevación de los sometidos. A pesar de contar con figuras de la talla de sir Alec Guinnes, la película fue un fracaso de taquilla, quizás por la falta de espíritu heroico y religioso que tenían las anteriores, sin embargo con el tiempo se ha transformado en una película de interés, en especial por su ambientación y las temáticas tocadas. Ausente de heroísmos, además es una crítica indirecta al mundo occidental y en como podría llegar a caer. En la escena final, se escucha una frase que hace alusión a que los grandes imperios, no caen por las amenazas externas, si no que se destruyen desde dentro.  Es cierto a menos, claro, que esa amenaza externa sea muy superior, pero no deja de ser lo lógico.

Con esto, finalizo mis breves comentarios sobre las cintas exhibidas en Semana Santa que mas me han gustado, de las cuales, solo algunas cumplen con el objetivo de dar espiritualidad a estas fechas. Históricamente eran otros tiempos. La mayor parte de estas obras del cine se hacían en grandes decorados, incluso se reconstruían con exactitud histórica. No habían computadoras que hicieran los efectos especiales que ahora se ven en las nuevas superproducciones bíblicas, así que el trabajo de arte, era bastante arduo. Para que decir el de filmación. Solo con la escena de nueve minutos de la carrera de cuadrigas de ben-hur se ocupó un tercio del tiempo destinado a filmación y una cuarta parte del presupuesto. Muchas de estas películas son el reflejo de un cine, donde las interpretaciones eran el soporte principal, sin olvidar las escenografías acorde. Algo que muy pocos directores actuales, aprecian -como Nolan por ejemplo, aun sin ser fan de el-. Si es o no creyente, y aun no las ha visto, deles un vistazo. Son una forma de hacer cine que está desapareciendo.

Bonus track: La vida de Brian

No es de la época del glorioso cine épico, si no mas reciente. Comparte etapa con Jesús de Nazareth de Franco Zefirelli, aunque su temática es una parodia. Es una de las películas mas famosas del grupo de comedia inglés Monty Python. Su argumento trata sobre Brian, hijo bastardo de un soldado romano y una promiscua feminista judía, que tiene la coincidencia de nacer el mismo día que el Mesías y en el mismo establo, lo que marcaría su vida ya que enfrentaría situaciones que harían que, inesperadamente, se transformara en un salvador, además de burlarse de los movimientos separatistas (de toda índole) y de los dogmas religiosos y políticos. Una película graciosa y que en su tiempo fue muy controversial, aunque -parodiando al reverendo LoveJoy- “por suerte eran los 80 y a nadie le importó”. Incluso antes de la filamación tuvo problemas: EMI Films, no financió la película, después de que el presidente, Bernard Delfont, leyera el guión (dejando para la posteridad la frase “No permitiré que la gente diga que yo me burlé del jodido Jesucristo”). Fue George Harrison, ex-Beatle quien terminó por financiarla, hipotecando su casa y creando su propia productora. Apuesta que hizo porque, sencillamente, “quería ver esa película”. Es considerada una de las mas taquilleras películas británicas, debido a la controversia generalizada, algo que al final alimenta el morbo. En Noruega (tan admirada por abajista rojo chilensis) incluso fue prohibida, al igual que la católica Irlanda. La canción del final Always Look on the Bright Side of Life, se hizo tan popular que ha tenido varias versiones incluso en rock pesado. Los Monty Python sobrevivientes, la interpretaron en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Yo la considero imprescindible, sobre todo a quien gusta de la comedia bien elaborada y no tan facilista de la actualidad.

Saint Young Men.

 Animada y mas reciente, es una historia que trata de las vacaciones de Jesús y Buda en la tierra, después de haber pasado un siglo XX atareado. Y lo hacen en una ciudad japonesa como dos jóvenes extranjeros, viviendo la cotidiana vida humana del nuevo siglo. Basada en el manga de Hikaru Nakamura, tiene muchos chistes sobre el cristianismo y el budismo, aunque no tan irreverentes. Situaciones cotidianas y como las enfrentan. Jesús es retratado como alguien impulsivo y holgazán en muchos pasajes, Buda es mas centrado pero ingenuo. Sin embargo muestran amabilidad con la gente que interactuan, quienes no sospechan que son seres divinos. Una historia entretenida. (En el futuro haré un post mas largo de esta serie en particular).

Anuncios

One thought on “Semana santa y cine.

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s