Tecnología y nostalgia por (nuestro) pasado, que no fue mejor.

13230240_547390932129575_8019278325961188415_n
Fue buena infancia, si obviamos que teníamos los mismos problemas de hoy.

Es cosa de casi todos los días, que veo, en el inicio de mis cuentas en redes sociales, imágenes o textos, que evocan al pasado «ideal». Puede ser de forma general –el mito del buen salvaje-, o bien a nuestra infancia y adolescencia. Esta bien, es comprensible que, a mas edad, uno evoque el pasado en donde las responsabilidades eran mínimas o nulas; yo mismo hace años escribí algo sobre eso aquí mismo, con la misma nostalgia. Sin embargo, y a pesar de todo, prefiero muchas veces esta época, con Internet 2.0, redes sociales, smartphones, etc. Por una parte, porque son mi fuente laboral y la de muchos -algunos con suerte,saben prender un PC-, si no que también presenta más beneficios que desventajas y que no es ni mejor ni peor que lo que uno vivió de joven.
Sigue leyendo «Tecnología y nostalgia por (nuestro) pasado, que no fue mejor.»

París, Islam y lo que dicen las redes sociales vs la historia.

He leído cosas que me dejan sorprendido pero, a la vez, me da a entender el pensamiento y reacción de muchos ante sucesos como los de ayer. Por ejemplo alguien mencionó que «no le gusta la Historia». Respetable pero tener un conocimiento básico evita hablar sin entender la problemática que llevó a lo ocurrido ayer (y lo que ha ocurrido hace ya muchas décadas) no solo te da una visión amplia si no que te libera de ideologías que se crían en tu cabeza como un virus. Simplificar el tema  y colocarse en uno de los dos bandos, es solo regocijarse en la ignorancia.

Para entender por que los terroristas musulmanes (porque por mucho que lo nieguen en el mundo islámico, fueron creyentes del Islam) provocaron esas masacres en París, hay que profundizar no solo en lo que ha sucedido en las últimas décadas, si no más allá: en los orígenes del choque entre el mundo cristiano y el musulman. Sigue leyendo «París, Islam y lo que dicen las redes sociales vs la historia.»

Corrupción, Alud y otras yerbas: la culpa no es (solo) del chancho

En estos primeros meses del año que vigente, muchas cosas han pasado, que tienen al actual gobierno de la señora Bachelet, la de la sonrisa popular y aire maternal, dándose cabezazos contra un muro. Mismo contexto con la oposición. Boletas extendidas a empresas por financiamiento de campañas, negocios anti éticos del hijo de la mandataria, entre otras situaciones que tienen a la opinión pública sumida en una ola de recriminaciones hacia quienes son las autoridades elegidas por ellos, e incluso entre ellos mismos, defendiendo cada uno su color político. Sumémosle también la tragedia vivida en el Norte de Chile, además de los constantes incendios en el Sur y la tardía reacción gubernamental en estos. Todo se convierte entonces en caldo de cultivo para lanzar el rumor (que no pasa mas allá de eso) de la posible renuncia de la presidente en ejercicio. Después del salto mis impresiones sobre toda esta ola de sucesos por todos conocidos.  Sigue leyendo «Corrupción, Alud y otras yerbas: la culpa no es (solo) del chancho»

Ignorancia empoderada.

Vivimos en una sociedad profundamente dependiente de la ciencia y la tecnología y en la que nadie sabe nada de estos temas. Ello constituye una fórmula segura para el desastre.

Esa sencilla frase de Carl Sagan, reflejan la realidad de hoy en día, como si el astrofísico lo hubiera previsto. Dicho hace muchos años, cuando había ya bastante tecnología, le preocupaba sin embargo lo poco y nada que sabemos de todo esto. En ese entonces empezabamos ya a vislumbrar un mundo globalizado. Satélites de comunicaciones y múltiples propósitos, orbitan nuestro frágil planeta, conectando cada punto de éste como una gran red. Años después de dicha frase, el mundo está aun mas interconectado que nunca. Internet, en 25 años, se ha convertido en la plataforma ideal para cada uno de nosotros. Interactividad, miles y miles de petabytes de contenido diverso que encuentras en forma instantánea, además de poder comunicarte en tiempo real a cualquier punto del planeta, en dispositivos que hace unos 15 años eran inimaginables, y aún así, mucha gente ignora todo lo que hay detrás. Lo decía yo en mi review de Interstellar, como también en otros post que he escrito aquí. La gente, a pesar del desarrollo alcanzado, no solo ignora estos temas, si no que hasta los niega. Y eso es falta de conocimiento y por ende, de lógica y razón.
Sigue leyendo «Ignorancia empoderada.»

Halloween, Teletón y varios.

Estamos en la última curva del año y como todos los anteriores, se vienen fiestas, actividades, se afinan los últimos detalles para  terminar el año como de la mejor manera, ya sea en el hogar o el trabajo. Lo que parece ya una rutina de vida es verdad. Muchas veces protocolar pero que por alguna razón lo hacemos con mas gusto que en los días de mitad de año o en Marzo. El clima en este hemisferio, la sensación que se acercan las vacaciones etc. dan ese toque de tibia alegría que se empieza a manifestar en todos (o casi todos).
Sigue leyendo «Halloween, Teletón y varios.»

Mascotas y emociones.

Un desacertado afiche que pone un maltrato sobre otro, sin mediar que quizás, la mujer del afiche, no puede defenderse tampoco

Yo tengo gatos en mi casa. Los trato de cuidar bien, aunque generalmente los dejo que vivan a sus anchas, total, el patio es grande. Cuando muere uno, sufro mucho, aunque no se note. No me gusta que los maltraten como a todos los que tenemos y cuidamos mascotas. Es lo normal hasta que empiezas a pensar de forma extrema. Cuando tu mascota o cualquier animal, se vuelve el centro de tu vida e intentas usar ese amor hacia ellos como soporte moral, para sentirte mejor y superior a otros. Algo que se está volviendo muy común en nuestra sociedad occidental. Sigue leyendo «Mascotas y emociones.»

Volviendo a la nave de la imaginación.

Hace un año leía en Internet sobre el reinicio de la saga documental «Cosmos», aquella monumental obra de Carl Sagan en los años 80. Yo debía tener unos 6 años cuando la vi por primera vez en esas mañanas de sábado en la TV abierta. Me gustaba y aun me gusta mucho la astronomía. Siempre conseguía revistas donde aparecieran aartículos de esta. Me gustaba fantasear con otros mundos mas allá de este. A medida que pasaba el tiempo me empezaba a cuestionar aun mas las bases de la creencia en una deidad aparentemente indiferente, en gran medida por este programa y la ciencia misma, aunque a veces me rehusaba a aceptarlo. El bichtio de la curiosidad fue mucho mas contagioso que rezar y esperar. Esas son las sensaciones resumidas que Sagan y lo que enseño al mundo me causaron en ese momento. Por esa razón me alegro de que nuevamente Cosmos este en TV, ahora de la mano del gran Neil deGrasse Tyson. He aquí mis impresiones. Sigue leyendo «Volviendo a la nave de la imaginación.»

¿Vale la pena compartir todo en redes sociales?

Una de las tantas cadenas desinformativas que circulan por facebook, jugando (consciente o no) con la desesperación y credulidad de las personas.
Una de las tantas cadenas desinformativas que circulan por facebook, jugando (consciente o no) con la desesperación y credulidad de las personas.

Muchas veces cuando revisamos nuestras cuentas en redes sociales notamos que muchos de nuestros contactos, amigos, conocidos y/o personas que seguimos, comparten o piden compartir notas, fotos, audios o videos con temas sobre la suerte, supuestas denuncias o virales que requieren que lo compartas. A mi como una persona crítica, dudo siempre en hacer ese tipo de cosas. Ya sea por la veracidad del contenido como por la fuente de donde sale (muchas veces ninguna) ya que la mayoría de esas cadenas son timos. Sigue leyendo «¿Vale la pena compartir todo en redes sociales?»

Experiencias: dejando la creencia por el conocimiento.

Como muchos en este largo y angosto país, fui criado bajo una religión aun considerada oficial: la religión cristiana católica apostólica y romana. Fui bautizado a los 3 años (de las pocas fotos de mi infancia, conservo esa.) hice primera comunión y confirmación. Fue en esta última etapa que finalmente no le encontré sentido a tener una creencia en una supuesta deidad que todo lo ve y que es misericordioso. Una de las cosas que, mencionemos, me abrió los ojos fue leer la Biblia completa a los 9 años. Aprendí a los 5 años imitando lo que hacía mi primo de 6, aprendí el alfabeto (con la Ch aun como consonante) y a los 6 en mi primer año de enseñanza básica ya leía de corrido.  Desde ahí no paré. La misa siempre me llamaba la atención, sobre todo el acto de comulgar.  Era ingenuidad de niño mezclada con los parámetros definidos de una sociedad cuyo credo es el antes mencionado.  Sigue leyendo «Experiencias: dejando la creencia por el conocimiento.»

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑