No había que ser visionario, ni pitoniso para darse cuenta del circo malo que iba a ser la convención de payasos constitucional. No llevan ni 4 días y aun:

  • No tienen reglamento interno.
  • No han sido capaces de armar una directiva.
  • Se quejan de que no tienen «condiciones adecuadas» para «trabajar» (jajajajaj)
  • Votan una pregunta. No les gusta el resultado y hacen otra.
  • Una doctorada en Lingüistica que con suerte sabe hablar, es la presidenta, solo por ser «mapuche».
  • La señora Linconao, no entiende nada de lo que está pasando.
  • Los cumas de siempre, haciendo cosas de cumas (ahi quedaste Desbordes con el «fin de la violencia»).

Y aun quedan meses por delante. En fin.

En un momento así, sólo se puede reír...

Coronachan y otras hierbas II: Invierno, confinamiento y conspiranoia.

El invierno ha llegado y con él, lluvias que no se veían hace varios años, al menos estos días. Llevo ya 3 meses sin trabajo estable y viendo que hacer, saliendo lo menos posible de casa. Cuando escribí el primer artículo en marzo, intuía que las cosas no iban a mejorar a pesar del manejo que se ha tenido de la pandemia. Hoy tenemos estado de excepción constitucional en todo el país, toque de queda en la noche etc., con todo lo que eso conlleva, especialmente, pérdida de libertades que teníamos incluso a pesar de  “estallido social”. Hoy la situación es tremendamente distinta. No solo hace rato pasamos los 4000 muertos (poco en realidad, si comparamos los más de 200.000 casos), si no que aún siguen muchas personas, creyendo que esto no es nada más que una mentira. No siguen las recomendaciones, se botan a “choros” entre otras perlitas. Lo cierto es que el coronachan ha llegado a lugares que parecían incluso lejanos, como este pueblo perdido en medio del valle central. Ya casi no hay poblado en Chile que no tenga al menos un caso. Y otras cosas además que iré comentando después del salto. Sigue leyendo «Coronachan y otras hierbas II: Invierno, confinamiento y conspiranoia.»

Coronachan y otras hierbas.

Después de tanto tiempo, por motivos laborales especialmente, escribo un poco acá en este blog que ya tengo abandonado nuevamente. Han sucedido tantas cosas que cuesta asimilarlas en su conjunto. Para empezar el «estallido social», que nunca me he comprado por completo, y que terminó indirectamente, afectando mi fuente laboral Sin embargo, hoy tenemos algo mucho peor: una pandemia a nivel global, que no se veía desde la famosa gripe española de principios del siglo XX. Si bien el coronavirus, aun no causa la cantidad de muertos que la mencionada hace 102 años, si se ha expandido a una gran velocidad, incluyendo naciones aisladas como la nuestra, por lo que las precauciones deben ser para todos igual, de capitán a paje. Hasta el momento que escribo estas líneas, solo han habido 5 fallecidos por la enfermedad que causa, muy lejos de las muertes por lotes de 100 en Italia. Aun así hay puntos sobre el tema que me gustaría tratar, después del salto.

Sigue leyendo «Coronachan y otras hierbas.»

Alex Smith y el traje nuevo del emperador.

Hace muchos años había un Emperador tan aficionado a los trajes nuevos, que gastaba todas sus rentas en vestir con la máxima elegancia.

No se interesaba por sus soldados ni por el teatro, ni le gustaba salir de paseo por el campo, a menos que fuera para lucir sus trajes nuevos. Tenía un vestido distinto para cada hora del día, y de la misma manera que se dice de un rey: “Está en el Consejo”, de nuestro hombre se decía: “El Emperador está en el vestuario”.

La ciudad en que vivía el Emperador era muy alegre y bulliciosa. Todos los días llegaban a ella muchísimos extranjeros, y una vez se presentaron dos truhanes que se hacían pasar por tejedores, asegurando que sabían tejer las más maravillosas telas. No solamente los colores y los dibujos eran hermosísimos, sino que las prendas con ellas confeccionadas poseían la milagrosa virtud de ser invisibles a toda persona que no fuera apta para su cargo o que fuera irremediablemente estúpida.

Sigue leyendo «Alex Smith y el traje nuevo del emperador.»

«Rebeldes Informados».

dgej-gexyaaeowd
Divertida viñeta de Sephko para ilustrar este post.

Desde que las redes sociales se masificaron (por allá en 2007) toda persona, independiente de su condición o bien, de su entendimiento del funcionamiento de Internet ha podido comunicarse de forma mas rápida y fácil con otros, hacer amistades, compartir ideas etc. Una herramienta maravillosa pero que tiene muchos contrapuntos, en especial por el nulo filtro de la información que se maneja, algo que ya he hablado aquí más de una vez; se ha vuelto un circo de virales que no aportan nada, «noticias falsas» que muchos toman por cierto y las opiniones mas disparatadas que una persona con sentido común y algo de cordura, va a encontrar. Algunas muy risibles pero otras preocupantes. Ya lo decía Humberto Eco en alguna ocasión:

Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas». La Stampa.

Sigue leyendo ««Rebeldes Informados».»

Te entiendo, Messi

base_imageHan pasado varios días desde la final de la Copa. Esa que reafirmó a nuestra selección como la mejor del continente y el mismo día que anunciaste, después de lágrimas que esta vez no evitaste mostrar en público, tu renuncia a la selección argentina. Ese anunció opacó, en parte, la celebración y el reconocimiento del bicampeonato de La Roja. Y al parecer, es definitivo, algo que remeció a nuestros vecinos allende los andes. Diste tus razones; que luchaste por dar un título; lo intentaste y no se dió.  Sigue leyendo «Te entiendo, Messi»

París, Islam y lo que dicen las redes sociales vs la historia.

He leído cosas que me dejan sorprendido pero, a la vez, me da a entender el pensamiento y reacción de muchos ante sucesos como los de ayer. Por ejemplo alguien mencionó que «no le gusta la Historia». Respetable pero tener un conocimiento básico evita hablar sin entender la problemática que llevó a lo ocurrido ayer (y lo que ha ocurrido hace ya muchas décadas) no solo te da una visión amplia si no que te libera de ideologías que se crían en tu cabeza como un virus. Simplificar el tema  y colocarse en uno de los dos bandos, es solo regocijarse en la ignorancia.

Para entender por que los terroristas musulmanes (porque por mucho que lo nieguen en el mundo islámico, fueron creyentes del Islam) provocaron esas masacres en París, hay que profundizar no solo en lo que ha sucedido en las últimas décadas, si no más allá: en los orígenes del choque entre el mundo cristiano y el musulman. Sigue leyendo «París, Islam y lo que dicen las redes sociales vs la historia.»

¡CHILE CAMPEÓN!

Para el año 1991, yo solo tenía 9 años. Ese año Colo Colo vencía al Olimpia y se titulaba campeón. Si bien tenía claro que el fútbol chileno, hasta entonces y en todo nivel, nunca había ganado nada, no era importante. Era mi ilusión de niño, ver a un equipo chileno ganar. Ese año se jugó la Copa América en Chile, donde salimos terceros, en un sistema muy distinto al actual. Dos grupos de 5 y con una especie de play-off con los dos primeros del grupo. Al año siguiente el 3er lugar en Japón con al sub-17. Pasarían años hasta 1999 y el cuarto lugar en la Copa América de Paraguay (donde Ronaldo y Cía ganarían su segunda al hilo) y el épico tercer lugar de Chile en los Olímpicos de Sidney 2000. Eso eran los pocos recuerdos de que tenía con la Selección llegando a primeros puestos pero sin poder ganar nada (sin contar que el Maracanazo nos privó de participar en las Clasificatorias para USA 94). Era como la espina en el talón que no nos dejaba avanzar. Hasta el sábado pasado.
Sigue leyendo «¡CHILE CAMPEÓN!»

Corrupción, Alud y otras yerbas: la culpa no es (solo) del chancho

En estos primeros meses del año que vigente, muchas cosas han pasado, que tienen al actual gobierno de la señora Bachelet, la de la sonrisa popular y aire maternal, dándose cabezazos contra un muro. Mismo contexto con la oposición. Boletas extendidas a empresas por financiamiento de campañas, negocios anti éticos del hijo de la mandataria, entre otras situaciones que tienen a la opinión pública sumida en una ola de recriminaciones hacia quienes son las autoridades elegidas por ellos, e incluso entre ellos mismos, defendiendo cada uno su color político. Sumémosle también la tragedia vivida en el Norte de Chile, además de los constantes incendios en el Sur y la tardía reacción gubernamental en estos. Todo se convierte entonces en caldo de cultivo para lanzar el rumor (que no pasa mas allá de eso) de la posible renuncia de la presidente en ejercicio. Después del salto mis impresiones sobre toda esta ola de sucesos por todos conocidos.  Sigue leyendo «Corrupción, Alud y otras yerbas: la culpa no es (solo) del chancho»

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑