Lo que olvidamos.

Los hechos que están ocurriendo en Ucrania, me hizo recordar las peores pesadillas que tuve de niño, cuando la tensión nuclear, escalaba. Algo que con el colapso de la URSS,  se aliviano un poco. Aun así, estos tiempos pacíficos que experimentamos desde entonces, nos hizo olvidar muchas cosas.

Olvidamos que aun existen focos de conflicto en el mundo. Algunos de larga data, como Irán y los países árabes, por cuestiones religiosas. Olvidamos también India y Pakistán, que por un territorio reclamado por ambos, Apunta sus armas, ojivas nucleares incluidas, el uno al otro.

Olvidamos lo que fue la tensión en los 80. Cierto es que nuestro bananesco subcontinente, no sabía o no le importaba mucho este hecho, pero el cine y los documentales, explicaban que de haber escalada, el futuro de la humanidad, sería como el de Threads y no como el actual.

Olvidamos que si bien, la URSS cayó, Rusia aun mantiene su arsenal intacto. El acuerdo de desarme solo fue una pantomima y ahora seguro Ucrania debe estar lamentando, no tener el disuasivo real que impedia a Rusia, cruzar su frontera.

Olvidamos que aún hay gente extraña el comunismo. Y este se ha disfrazado de progresismo. Solo tomaron banderas que antes odiaban y como el diablo, te hacen creer que no existe.

Y por último, olvidamos quizás lo mas importante en nuestra existencia, algo que muchos acuerdos y tratados de paz y amistad, por si solos no cambian:

«Igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum (si realmente deseas la paz, prepárate para la guerra)» – Vegecio.

Hoy Occidente se ha vuelto débil. Olvidó que Rusia, aun cuando perdió la dentadura, seguía siendo un lobo. Solo esperaron la llegada de un líder que les devolviera la vieja gloria, mas allá de la URSS. Mientras los tiempos de paz que vivimos, nos hizo olvidar que afuera el mundo sigue siendo conflictivo.

El mundo real no lo salvan los gurúes, los pacifistas ni los ecologistas. Las RRSS no cambian la balanza, si no las armas. Y eso nos hizo olvidar, que mas allá de los acuerdos, el verdadero disuasivo son y siempre fueron, el arsenal nuclear de la OTAN y la URSS.

Algo que los centennials y millenials nunca vivieron y creen que es ficción. Pero si sigue escalando esto, quizás se vuelva mas real de lo que nosotros, que crecimos en tiempos de tensión, creíamos entonces.

No olvidemos que el precio de la libertad, es la eterna vigilancia.

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Victor Aguilar-Chang

Artículos, comentarios y pensamientos que contienen de todo un poco, escritos una persona común.

Pluma Hoplita

"Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" Santaya

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Welcome to the Madhouse

Sitio web de videojuegos, cine, anime, series de TV y tendencias.

Red Latinoamericana de Cultura Científica

Reunimos y amplificamos esfuerzos de divulgación científica de profesionales de las ciencias y tecnología de diversos países de América Latina

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

milesdemillones

la materia de las estrellas cobra conciencia y opina

A %d blogueros les gusta esto: