Threads: El filme que nos recuerda los años de locura nuclear (y que puede ocurrir).

Hace 4 años, escribí una reseña y comentario de The Day After, película de 1983 que fue la que me impacto de pergenio, por la crudeza que mostraba el hipotético escenario de una guerra nuclear total. A decir verdad, en los 80, estuvimos al menos en 2 ocasiones, a punto de no estar gozando hoy del privilegio de Internet y los memes: el famoso caso Petrov (que se supo mucho después) y las maniobras Able Archer de ese mismo año. Y fueron varios los filmes que retrataban el mundo post apocalíptico de un evento así de catastrófico y que estaba muy, pero muy latente. Sin embargo, había dejado en el tintero una que realmente deja pequeño a cualquiera que haya tocado seriamente el tema. Esta es Threads, producción de la BBC en 1984. Impresiones después del salto.

Argumento.

«Todos los elementos que conforman una sociedad moderna están interconectados. Para satisfacer las necesidades de cada individuo, se requiere de las habilidades de muchos otros. Nuestras vidas se entrelazan entre sí, creando un tejido complejo. Pero los vínculos que fortalecen una sociedad también pueden hacerla vulnerable.»

Ambientada en el pueblo de Sheffield, Norte de Inglaterra, comienza con la frase de arriba -con la imagen de una araña tejiendo sus hilos-. Trata en principio, de dos familias: Los Beckett y los y los Kemp, cuyos hijos, Jimmy y Ruth, respectivamente, deciden casarse, después del embarazo no planificado de esta última. Jimmy habla con sus padres y renta un departamento, preocupado por la recesión económica que atravesaba el país entonces. Esto ocurre 2 meses antes del ataque, tiempo en que empiezan las noticias sobre una escalada bélica en Iran (a diferencia de El día después, que fue en Alemania) y que lleva a que ambos bandos, empleen la «doctrina de destrucción mutua asegurada». Esto es algo es ignorado por los protagonistas, ya que se centra en su modo de vida, decisiones y todo lo que conlleva nuestro propio circulo. Lo normal: siempre pensamos que somos todo lo que hay. Aun así, se preparan los protocolos y el alcalde de la ciudad se reúne con los «expertos» dentro de un bunker para planificar los pasos a seguir (Algo que lamentablemente, no tendrá un lindo final, como verán mas adelante).

Sin embargo las noticias dejan de ser alentadoras. Poco a poco se ven protestas anti nucleares (que no sirven para nada, como cualquier protesta). La tensión entre la OTAN y el Pacto de Varsovia, se hace cada vez mas crudo, hasta que llega el día fatal. Mientras Jimmy trabajaba en el campo, ocurre la primera detonación, que interrumpe todo circuito eléctrico (pulso electromagnético). Acto seguido, se ven aviones de RAF (Real Fuerza Aérea Británica) despegando de la base cercana a Sheffield, y poco después la primera bomba que detona en tierra -afectando dicha base-. La gente queda aterrada. La onda expansiva de la bomba y otras que caen, destruyen Sheffield. Jimmy, quien desesperado, corre al pueblo a ver a Ruth, desaparece vaporizado. En cuanto a esta, logra salvarse con su familia en el refugio improvisado que tenían. Una vez pasa el ataque, pensando desesperadamente que Jimmy está en la ciudad, sale en su búsqueda sin éxito. Aquí las escenas son escalofriantes: mientras recorre la ciudad, observa espantada, las consecuencias del ataque: muertos por quemaduras, derrumbes, sobrevivientes en estado catatónico (como por ejemplo, una señora abrazando a un bebé calcinado). De aquí en adelante, vemos el desarrollo desde la perspectiva de Ruth, quien verá como pierde a su familia poco a poco y su lucha por sobrevivir, mas con un bebé en camino, que tendrá que vivir el horror del futuro postguerra.

Detalle e Impacto.

threads_8-1
El hongo nuclear, después de que la bomba impacta la base aérea contigua a Sheffield.

La película, estrenada en 1984, fue escrita por Barry Hines, quien junto al director Mick Jackson, buscaron alejarse de lo político y enfocarse en lo que «realmente sucedería» después de un ataque nuclear. Si The Day After era angustiante, esta llegar a dar escalofríos. Mediante diapositivas, el narrador va explicando lo que va sucediendo en el tiempo, desde antes del ataque. Se tocan temas como el invierno nuclear, producto de la ceniza generada por las explosiones. La destrucción, los heridos en lo que quedan de los hospitales, es mucho mas brutal que la película que reseñé antes. La mirada de desesperación de los sobrevivientes, algunos en estado catatónico, la destrucción y mortandad son enormemente brutales -como la escena donde están amputando una pierna con serrucho a un herido-.

p0360ykn
Ruth, la protagonista después de la destrucción y el como sobrevive en la nueva realidad post nuclear.

Pero lo que más golpea es lo que ocurre mas adelante. La sociedad, después de 10 años del ataque nuclear, ha olvidado lo que era la modernidad de antes. Viven en una autarquía, sufriendo los efectos de la radiación ultravioleta -debido a que la atmosfera quedó dañada por la bombas- y cultivando lo que se puede, con técnicas de la Edad Media. No hay electricidad en casi ninguna parte, la reconstrucción prácticamente es inexistente y la desesperanza pasa a convertirse en instinto de supervivencia.

Lo impactante si, es lo que vemos en los jóvenes nacidos en la postguerra, lo que se ejemplifica en el personaje de Jane, la hija de Ruth. Nacida meses después del ataque, vive a duras penas y sobreviviendo en un recóndito lugar con su madre, quien nunca pudo educarla formalmente, trabajando en agricultura. Aquí vemos algo que en situaciones extremas se da con frecuencia: la deshumanización. Para que se entienda: vivimos hoy en una época de paz, comparado como fue el siglo XX con las dos guerras mundiales y el miedo a una situación como la que describe el filme. Pero de haber ocurrido, las generaciones nacidas después de esto, vivirían pensando en la sobrevida. Después de todo, es un instinto básico.

Esto hace que Jane no sienta un apego a su madre; ya que cuando esta, envejecida prematuramente por los efectos de la radiación, cae en el campo sin fuerzas. Jane la mira con indiferencia y curiosidad y aun cuando la lleva a su estancia, al día siguiente su madre muere y no se siente conmovida. Es este personaje, quien se toma los últimos 30 minutos. La vemos viajando por el país, buscando sobrevivir, aprendiendo palabras nuevas a través de un VHS para parvularios, estropeado -junto a otros jóvenes- y siendo perseguida por los soldados cuando roban comida. Jane como muchos, no han conocido nada más que la devastación, por eso, no sienten empatía ni apego por nada ni nadie. Solo se apoyan si ambos buscan el mismo objetivo. Incluso los adultos que aun sobreviven, les es indiferente. Todos buscan su supervivencia. Por eso además, su lenguaje hablado se reduce a palabras como «trabajo», «comida», «refugio» entre otras.

383c3330018a62530f6a8c8badae5f70c07d82eb
Jane, la hija de Ruth, protagoniza el último arco de la película, que es sin duda la mas desesperanzadora.

Si me pongo a pensar, todo esto nos pudo haber ocurrido a nosotros. Yo en lo personal, tengo ya cuatro décadas. La película indica que 1984, fue el año de la Tercera Guerra, por ende, de haber sobrevivido, habríamos experimentado todo lo que Jane y otros hijos de la postguerra -valga la redundancia- experimenta. Desolación, salvajismo y los mas bajos instintos, pero no es todo. Los efectos de la radiación causan montón de cambios, incluyendo mutaciones y es algo que se ve al final del filme, aunque no directamente. (sorry el spoiler).

Concluyendo.

Este filme, al igual que The Day After, buscaban impactar en la sociedad de ese entonces, del horrendo futuro post nuclear. Y teniendo en cuenta que en los 80, hubieron al menos 3 eventos que pudieron causar un desastre similar y de la que ni nos enteramos por estos lados, fue la catarsis necesaria para que se activaran las protestas anti nucleares.

Sin embargo, ni la caída de la URSS, ni el acuerdo de desarme posterior, han sido garantía. Rusia aun mantiene al menos 5000 cabezas nucleares y Estados Unidos unas cuantas en la misma proporción. Y no son los únicos. India y Pakistán siguen apuntándose sus ojivas. Japón tiene algunas, sin mencionar Francia y Alemania, miembros de la OTAN. Y con los acontecimientos de Ucrania, uno no sabe que pensar, especialmente con líderes pusilánimes y personas que abogan mas por sentirse especiales inventándose un género o apoyando ideologías rancias que en el pasado, pudieron causar lo que se refleja en el film.

Con esto, no quiero decir que todo sea malo, pero tampoco es esperanzador. Les recuerdo a quienes entren a este rincón de la Internet: nada es seguro, ni siquiera el futuro. El círculo terminará cerrándose y seremos nosotros, y solo nosotros, los que o avancemos o nos destruyamos. Y no. no vendrán extraterrestres ni dioses, ni las estrellas a salvarnos. La sola buena voluntad e intenciones, no son un camino perfecto. Es más, hacia infierno esta plagado de ellos.

Al final, por mas que lloren algunos y no nos guste, el mundo hoy es una inmensa red, llena de hilos que si se cortan de golpe, el futuro no es prometedor. Y no creo que los millenials y centennials, tenga la fuerza de voluntad de renunciar a los «privilegios» que la sociedad de consumo actual, les ha brindado. Menos en un escenario donde se volvería a dormir, pensando en que echarse a la boca el otro día, pero mucho mas extremo.

No he estado muy activo en el blog por temas laborales, pero espero tener algunas notitas para mas adelante. Ya les contaré. Que estén bien todos.

Un comentario sobre “Threads: El filme que nos recuerda los años de locura nuclear (y que puede ocurrir).

Agrega el tuyo

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Victor Aguilar-Chang

Artículos, comentarios y pensamientos que contienen de todo un poco, escritos una persona común.

Pluma Hoplita

"Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" Santaya

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Welcome to the Madhouse

Sitio web de videojuegos, cine, anime, series de TV y tendencias.

Red Latinoamericana de Cultura Científica

Reunimos y amplificamos esfuerzos de divulgación científica de profesionales de las ciencias y tecnología de diversos países de América Latina

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

milesdemillones

la materia de las estrellas cobra conciencia y opina

A %d blogueros les gusta esto: