Doomsday Clock: la presunta «secuela» de una pieza de arte.

En el mundo de los cómics, existen algunas historias consideradas intocables, o al menos una regla que impide que estas tengan cierta continuidad, porque quedaron tan bien hechas, que seguirlas sería ensuciar el legado -y que segundas partes, nunca fueron buenas-. Watchmen es una de ellas. La ópera prima de Alan Moore, con dibujos de Dave Gibbons, es considerada hasta hoy una obra irrepetible y durante al menos 3 décadas, DC lo trató como un mundo aparte, no apareciendo en ninguna de las famosas «crisis» donde se hacían crossover de varias obras de la compañía. Eso al menos hasta que cierto señor hoy día muy criticado llamado Geoff Jones, recibió el visto bueno para escribir una continuación. Esta empezó en 2017, previo lanzamiento de series que funcionan como antecedente como The Button. Se le llamó Doomsday Clock y es la introducción oficial del mundo Watchmen a DC.

Primero lo primero: Watchmen.

Si bien, ya había escrito sobre esta novela gráfica anteriormente, lo resumiré aquí para contextualizar: la obra original fue escrita por Alan Moore, pensando en recrear a los superhéroes en el mundo real de la época -los 80- y en principio, esperaba usar a los recién adquiridos por DC, personajes de Charlton Cómic. Como no lo dejaron, creo personajes inspirados en estos y desarrolló una historia con plena libertad. 12 números que cuentan el asesinato de uno de los antiguos enmascarados, en un mundo donde USA ganó la guerra de Vietnam, gracias al único héroe con poderes: el Dr. Manhattan. En 1985, la muerte de un viejo enmascarado, El Comediante, pone de cabeza a la policía que no encuentra pistas sobre quien lo hizo. Rorschach, quien trabaja fuera de la ley, empieza a investigar por su cuenta y teoriza sobre alguien que está empezando a asesinar a antiguos enmascarados, los cuáles fueron prohibidos años atrás, por lo que empieza a contactarse con sus viejos camaradas, aunque estos no le prestan atención. Es una historia de bastante intriga, con hartos detalles en el desarrollo de cada uno de los personajes y con un final, si bien no atípico, si deja muchas cosas a la reflexión, además de dejar con ganas de más. 

Bastantes años pasaron para que DC, rompiera la regla, algo que me imagino molestó al señor Moore, pero debido al relativo éxito que tuvo la versión cinematográfica, fue que DC, empezó a idear la manera de sacarlos del ostracismo y ponerlos de lleno en todo lo que es el Universo comiquero. Así es como nace esta «continuación».

Argumento (Con Spoilers).

Siete años han pasado desde que Adrian Veidt, antiguamente conocido como el vigilante Ozymandias, pusiera en marcha su plan, el que cobró la vida de 3 millones de personas en Manhattan, pero que evitó una guerra a escala global entre las dos potencias. Los Vigilantes y antiguos compañeros de Veidt, decidieron guardar silencio sobre este, a excepción de Rorschach, quien es vaporizado por el Dr. Manhattan para evitar revelarlo al mundo. Siete años en que el mundo estuvo en paz, hasta que el Diario de fallecido Walter Kovacs, empezó a circular entre la gente, detallando cada acción de Veidth, e investigaciones que lo pusieron como el verdadero ejecutor de la matanza de Nueva York.

El mundo nuevamente está al borde de la guerra. Ozymandias se ha vuelto un fugitivo después de que su plan fracasara. Una revuelta en la cárcel de Sing Sing, ocurre debido a las tenebrosas noticias de que han comenzado los ataques nucleares. En aquel lugar dos criminales, llamados Mimo y Marioneta, son rescatados por un nuevo Rorschach, quien los lleva a la antigua guarida de Nite Owl II (Daniel Dreiberg), donde se encuentra Veidt. El autodenominado «hombre mas listo del mundo», tiene un nuevo plan para salvar al mundo: traer de vuelta al Dr. Manhattan, quien desde los sucesos de los anteriores 7 años, se fue a una galaxia «menos complicada», que resulta ser «otro Universo» y para ello, requiere de estos criminales que tuvieron un vínculo emocional con el hombre renacido como un dios. El Universo al que van, justo cuando caen las bombas en Nueva York, es el Universo de Tierra 1, hogar de Superman, donde el Dr. Manhattan ha estado «experimentando» con la realidad de este y donde el mismo ha visto su futuro, que lo enfrentará irremediablemente al Hombre de Acero.

Este pequeño resumen del primer número, da comienzo a la historia, ideada en el guion por Geoff Jones, con dibujos de Gary Frank y coloreado por Brad Anderson. Su diseño se parece levemente al de Dave Gibbons y la distribución de las viñetas se hizo con el mismo estilo de Watchmen, incluso el detalle de las citas al final de cada número. En palabras de Jones, la historia fue pensada, primero, para aprovechar el universo Watchmen ya dentro de todo lo que es DC, aunque por décadas se respetó la regla no escrita de mantener como algo aparte (un Universo, fuera del Multiverso DC), la obra de Moore. Pero además, era el ver el enfrentamiento entre los dos mas poderosos de ambos lados y que son personajes totalmente disímiles entre si: Superman, el kriptoniano cuyo poder es equivalente a su bondad y quien ha aprendido de los aciertos y errores de nuestra especie y por quienes siente compasión, contra un humano devenido en un dios, literalmente hablando, el cual, a medida que desarrolla sus poderes, va perdiendo cada vez mas su humanidad, siendo indiferente al sufrimiento y que solo la curiosidad, tan intrínseca en nosotros, es lo que le va quedando. Un choque de polos opuestos, donde un extraterrestre resulta mas humano que aquel ídem con poderes divinos. Una premisa interesante.

Concepciones divinas contrapuestas.

cmlfanbgengy3ltzwifkdnfxxq
El enfrentamiento mas grande de todos los tiempos.

Por una parte, tenemos a Superman, un alienígena que resulta ser el único sobreviviente -en principio- de su natal Kriptón y quien, criado por una pareja de granjeros, aprende no solo a adaptarse a un mundo ajeno a él, si no que las habilidades divinas que desarrolla, lo hacen sentir compasión por la especie humana a tal punto, de ayudar desinteresadamente, aun cuando muchas acciones, no suelen ser bien vistas. El se siente parte de este mundo y hace lo posible por dar esperanza (Nota: hay que decir que gran parte de su mitología, fue desarrollada a lo largo de los años, ya que el Supes original, distaba mucho del actual).

Por otro lado, tenemos al Dr. Manhattan, un ser humano que, después de un accidente en un experimento, adquirió poderes tan grandes como la capacidad de manipular toda la materia del universo a voluntad, casi infinito conocimiento y total clarividencia -aunque solo en eventos que lo involucran a el-. Esto lo hace el ser mas poderoso actualmente del Universo DC, solo rivalizando con La Presencia, pero que a cambio, ha perdido todo lo que lo hacía humano: la empatía y comprensión. Solo le queda la curiosidad, pero siente una total indiferencia hacia cualquier forma de vida y sus acciones después de abandonar la Tierra del Universo de Watchmen, solo se fundamentan en esta curiosidad. Por eso no sintió ninguna emoción al ver Nueva York devastado y encontró lógico el plan de Ozymandias, para alcanzar la paz, al obligar al mundo a creer en un enemigo común. 

Si lo vemos en perspectiva, lo que chocan no son solo dos personajes de franquicias distintas: son dos conceptos de deidad opuestos entre si. En palabras simples, Superman sería lo que deseamos que sea dios y el Dr. Manhattan, lo que realmente sería. Hay que reconocer que Jones y su pluma juegan bastante bien con ambos conceptos mientras preparan el encuentro final, algo que si lo inclinamos a lo meramente físico, sabemos que el Doc se llevaría la victoria sin pestañear, pero la premisa de la historia esta lejos de eso y a medida que avanzan las páginas nos damos cuenta.

Un regreso, dos caras nuevas y una no tanto.

ukys5czctzhrpeulw5qgjzzwu4
El nuevo Rorschach

Hay un regreso importante en la historia, de parte de los vigilantes: The Comedian, quien en la historia original, había muerto asesinado por Ozymandias, pero aquí, sin embargo, lo vemos de regreso atacando a Luthor y al mismo Veidt, algo que sorprende a este último. Por lo que se va viendo, el Doc manipuló los eventos y trasladó a Edward Blake, su nombre de pila, al Universo DC y enterado de la llegada de Ozymandias, quiso ajustar cuentas. Por otro parte, debutan dos personajes: los mencionados Mimo y Marioneta, una pareja de criminales al que Rorschach, rescata de prisión. Las razones de este para actuar, era para ayudar a Veidt en el otro universo a ubicar a Manhattan, ya que este tuvo una especie de vínculo en el pasado. Y sobre Rorschach, no es el mismo de Watchmen ya que este murió en manos del doc, para impedir que revelara la verdad del plan así que ¿Quién es el que usa la máscara del perturbado vigilante? Nada mas y nada menos, que Reggie Long, quien resulta ser hijo del Dr. Malcolm Long, el psiquiatra que buscaba comprender y enderezar al original, Walter Kovacs, cuando este estuvo en prisión. Reggie se había obsesionado con el enmascarado desde que su padre comenzó a tratarlo. Sufrió la onda psíquica del calamar gigante que destruyó la ciudad y desarrolló locura por esto, suceso que ocurrió cuando buscaba evacuar a sus padres de la inminente guerra nuclear. Ayudado por el último Minutemen vivo, Mothman, aprendió a luchar y recuperó las notas de su padre, además que en último acto del antiguo enmascarado, le entrega entre el contrabando, la máscara de Rorschach y su diario. Su odio a Veidt crece cuando se entera de que todo lo que ocurrió en NY fue obra de él y busca matarlo, llegando a su escondite en la Antártida, pero el viejo Ozymandias lo convence de que lo ayude ya que padece cáncer así que se involucra en el plan.

doomsday-clock-mime-marionette
Mimo y Marioneta, los nuevos personajes introducidos en la «continuidad» de Watchmen y claves para encontrar al Dr. Manhattan

Por su parte Mimo y Marioneta, se conocieron de niños. Mimo es mudo realmente y usaba armas invisibles para sus fechorías -seguramente obra de Veidt-, mientras que Marioneta gustaba de cortar personas con hilos. En un asalto se encuentran con el Manhattan quien antes de vaporizarlos, se da cuenta que Marioneta esta embarazada. Es este hijo, que se le arrebató, el vínculo humano que aun le quedaba al divino ser y Veidt aprovechando eso -y sabiendo que sus viejos compañeros Nite Owl II y Silk Spectre II se negarían- decidió usar a este par. Usando a Bubastis II, un clon de su mascota desintegrada al intentar hacer lo mismo con Manhattan y quien posee parte del poder de este, buscan traerlo de vuelta a su mundo a reparar el daño. Ambos villanos no acceden de buena gana pero como el mundo estaba a punto de entrar en Guerra, deciden partir con el. Ya en el Universo DC, son esposados por Rorschach pero logran escapar y llegan a una guarida donde varios villanos de DC se encuentran, entre ellos el Joker, cuando son atacados por el comediante, a quien logran capturar. El destino del hijo de ellos, se ve al final y el porque Manhattan decidió preservarlos en su momento. Sobre ambos, como siempre su historia se cuenta mediante flashbacks y sabemos el como llegaron a convertirse en la pareja que son, además de la extrema violencia con la que actúan.

Universos distintos, problemas similares.

dbd3375379bc4e5a933a2f3ad505d413
Poster curioso: el Superman de Cavill y El Dr. Manhattan de la película. Ambas dirigidas por Zack Snyder. Me gusto como quedó y por eso lo puse.

Alan Moore, en su ópera prima, ideó un mundo de vigilantes enmascarados, que no poseían poderes pero si eran expertos en combate y algunos bastante violentos. El punto de inflexión fue la aparición del Doc Manhattan, el primer «super hombre». Caso distinto al Universo DC y sus historias, donde existen muchos superhumanos e incluso criaturas alienígenas. Ambos mundos, sin embargo, adolecen de problemas muy similares. 

El primero es la carrera armamentista. En Watchmen, los sucesos son muy similares al mundo real, salvo por la existencia de los enmascarados: después de la Segunda Guerra Mundial, empiezan los roces y escaramuzas entre las dos superpotencias de entonces: EE UU y la URSS y dan comienzo a la Guerra Fría con todo lo que implicó, como la carrera por el arsenal nuclear. El gran cambio si se da con Manhattan, quien se convierte sin quererlo, en la pieza que desequilibra el delicado tablero del ajedrez mundial, especialmente por su participación en Vietnam, cuya guerra se inclina en favor de los norteamericanos. Ya en los 80, los problemas internos del país que aun es dirigido por Nixon y la controversia por la existencia del doc, hace que las tensiones sean aun mayor, por lo que una guerra nuclear es inminente -y es lo que en definitiva, llevó a Veidt a forjar su plan-.

En el universo DC, las cosas no son tan distintas. Acá no son las armas nucleares, si no los metahumanos los que balancean el delicado equilibro del poder. En los eventos que ocurren durante la historia, varios sucesos con metahumanos en distintos países, han hecho que gente, empiece a odiarlos. Sin contar que varios países empiezan a reclutar a sus propios super seres. Durante un incidente, Firestorm, transforma a un grupo de personas en cristal, lo que empieza a generar tensiones con Rusia. A esto se le suma la desconfianza de la ciudadanía hacia los metahumanos, después de saberse que había una alta probabilidad de que muchos no fueran un «mero accidente». Desde la aparición de Superman, muchos seres poderosos empezaron a hacerlo, buenos o malos, lo que afectó el equilibrio de poder de las naciones en el mundo y da comienzo a la discriminación hacia personas que presentaran un rasgo metahumano (Claramente es una referencia a X-Men y la odiosidad humano-mutante). En esta situación, Superman sigue haciendo lo que mejor sabe: actuar para dar esperanza a un mundo que ya no cree en ella

Obviamente los paralelismos son claros: enmascarados sin afiliación actuando por encima de la ley, solo que en un universo abundan los seres con poderes mas allá de lo netamente humano. Pero las tensiones, el equilibrio del poder son idénticos. Solo reemplaza la llave arsenal nuclear, por super seres.

Los efectos del Dr. Manhattan en el Universo DC.

Sin duda alguna, este evento es como todas las llamadas «crisis» que ha pasado el Universo DC para ir reseteando sus historias. Solo que nadie en este universo, salvo Manhattan, lo saben. Cuando llega a la Tierra de este universo, empieza a observar que si bien, han ocurrido muchos eventos, uno se mantiene constante: la existencia de Superman. No importando la época (desde 1938 en adelante) y salvo algunos detalles, el Hombre de Acero, siempre está presente. Intuye que es la causa de la existencia de los super seres y lo que lo ha atraído finalmente a aquel lejano universo.  Encuentra el punto de inicio y empieza a hacer modificaciones. Entre ellas, evitar que Alan Scott se convierta en Linterna Verde lo que provoca que la Sociedad dela Justicia (la primera encarnación de un grupo de super seres que en principio, incluía a Superman), nunca se formara. Por eso vemos a Johnny Thunder siendo el único que recuerda en parte a «su familia». También estos eventos, afectan la continuidad futura. Saturn Girl, se encuentra con Reggie, el nuevo Rorschach en Arkham, esto debido a que nadie la reconoce como una miembro de la Legión de Superhéroes del siglo XXX (y cuando Veidt le pregunta si Superman la recuerda, esta desaparece de la continuidad, debido a que nunca existió). 

batman-doomsday-clock
Batman y el diario de Rorschach

Mientras Manhattan experimentaba con el Universo DC, Ozymandias busca convencerlo de volver a reparar el daño en su mundo, pero este no estaba interesado. Por eso idea otro plan en el que involucra al Doc. pero a la vez genera una crisis similar a la que creo en su universo. Utilizando parte del poder de Manhattan en Bubastis, provoca una explosión en Moscú, cuando Superman intentaba llegar a un entendimiento con el caso de Firestorm (quien descubre por medio del Dr. Manhattan que su accidente no fue tal). Esto obliga a la Liga de La Justicia y otras agrupaciones a viajar a Marte, donde se encuentra el Doc. Por otra parte Batman, quien había encerrado a Reggie en Arkham, lee el diario de Rorschach y se da cuenta de los planes de Veidt, solo para saber que el hijo del malogrado doctor Long, al enterarse de que Kovacs, el original Rorschach, había prácticamente traumatizado a su padre -y a causa de eso, separado a su familia-, renuncia a la máscara y se muestra abatido por ser engañado, no solo por Veidt, si no por los sucesos que derivaron a la ruptura de su familia de los que el nunca se enteró. Solo Alfred le devuelve cierta esperanza, diciendo que si bien el Rorschach original era un perturbado ser que entendía la vida en blanco y negro, el no tenía porque seguir los mismos pasos. Lo que los lleva, junto a Batman, quien reafirma esta nueva creencia en Reggie, a presenciar el acto final entre el Dr. Manhattan y Superman. El resto de la historia se los dejo a Uds. 

Terminando.

Honestamente, fue astuto de parte de Geoff Jones (hoy criticado por permitir la aberración llamada Josstice League en el DCEU, aunque no fue el único responsable) de incluir a los personajes de Watchmen en la continuidad de DC. Algo que nunca se tocó en años anteriores, debido a la misma compañía. El final no me gustó demasiado eso si, y hasta ahora las únicas historias que conozco nuevas son Before Watchmen, que son precuelas de la original. 

Aun así, con toda la polémica que puede haber detrás -especialmente de los puristas que no querían que nadie tocara Watchmen-, al menos se generó interés. Y todos los personajes quedaron bien parados, especialmente el Doc. El formato elegido para el comic, es el mismo del Watchmen original, incluyendo las frases al final de cada número, dejando en claro que no querían bastardear la obra maestra del dueto Moore-Gibson, sino mas bien, rendirle un homenaje. Después de todo, Watchmen fue un verdadero catalizador del cambio del noveno arte basado en super héroes.

Por mi parte solo me resta decirles que, primero, denle una oportunidad, tal como yo lo hice. No es necesario para un lector casual, seguir toda la continuidad de sucesos pre y post Doomsday Clock para entender la historia -aunque si recomiendo leer primero la original Watchmen-. A seguir cuidándose. Coronachan está ahí afuera y en nuestra realidad, no existen los héroes ni dioses que intercedan por nosotros. Eso.

 

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Victor Aguilar-Chang

Artículos, comentarios y pensamientos que contienen de todo un poco, escritos una persona común.

Pluma Hoplita

"Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" Santaya

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Welcome to the Madhouse

Sitio web de videojuegos, cine, anime, series de TV y tendencias.

Red Latinoamericana de Cultura Científica

Reunimos y amplificamos esfuerzos de divulgación científica de profesionales de las ciencias y tecnología de diversos países de América Latina

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

milesdemillones

la materia de las estrellas cobra conciencia y opina

A %d blogueros les gusta esto: