Zack Snyder’s Justice League: El final de una trilogía que esperó 4 años. Y valió la pena.

De vez en cuando, las campañas en esa red de desesperados por atención opinión “libre” llamada tuiter, algunas cosas logran traspasar más allá de los bits de Internet y llegar a lograr la diferencia. La campaña #ReleaseTheSnyderCut logró su cometido y el 18 de marzo vio la luz la película que Zack Snyder no pudo terminar en 2017, por el triste suicidio de su hija. Sin embargo, independiente de esa tragedia, Warner no vio con buenos ojos las críticas mixtas y la recaudación de Batman v Superman: Dawn of Justice, por lo que quiso darle un toque más “familiar” a la que sería la primera película, después de varias décadas de intentos, de unir al panteón DC, en una película coral de superhéroes. Justice League vio la luz en 2017, pero con varios cambios en el argumento y re filmaciones hechas por Joss Whedon. El resultado fue desastroso, un mal chiste. El remedio fue peor que la enfermedad. Por eso ese mismo año se empezó promover en el hashtag mencionado. Y de tanto insistir, se logró el cometido. Y este mes tuvimos el estreno de la que doy mis impresiones después del salto.

Un poco de contexto.

Cuando Warner, decidió sacar en 2013, su primera cinta basada en un Universo Compartido de los personajes de DC, se decidió por empezar por el más importante: Superman. Man of Steel, dirigida por Zack Snyder –resistido por mucha gente-, fue la encargada. Le fue bien en taquilla y críticas mixtas, pero no fue el exitazo esperado. Muchos se quejaron de que “no tenía chistes”. Los más acérrimos, incluso, criticaron el final por una acción que el Supes de toda la vida nunca haría: matar. Aun así, fue un buen comienzo en la construcción del personaje en cuestión. Snyder entonces empezó a trabajar en la secuela directa que sería Batman v Superman, que enfrentaría a los dos íconos ya no solo del cómic, sino ya de la cultura popular, en el cine.

Sin embargo, la película si bien recaudó varios millones de dólares, no dejó conforme a nadie, por lo que los ejecutivos, ya estaban pensando en remover a Snyder y todo lo que tenía planeado. Esta acción me recordó lo que pasó en los 80 con Richard Donner, quien no terminó de filmar Superman 2, por culpa de los dueños de la franquicia de Superman en esos años –que querían un humor más al estilo de la serie Batman de los 60 D: – Lo demás ya es sabido. El desastre mayor de JL en 2017 –y aquí no es culpa, al menos totalmente, de Joss Whedon, ya que solo se limitó a hace lo que le pedían-, que, en primer lugar, tomaba una fórmula que había funcionado en Marvel, quitando ese aire de solemnidad que había dado Snyder a sus dos películas anteriores, pero lo peor fueron los reshoot, donde tuvieron que remover el bigote de Henry Cavill digitalmente (y mal por lo demás), con un Ben Affleck subido de peso y lo peor, dejar de lado a dos personajes que si o si, tenían que ser los más importantes: Flash (Ezra Miller), que pasó a ser un cómico y Cyborg (Ray Fisher tuvo atados con Whedon y Geoff Jones), no tuvo la relevancia necesaria. Lo triste es que un compositor de la talla de Danny Elfman, solo recicló los viejos temas de Superman y Batman de las películas antiguas. Si querían darle un aire nostálgico fallaron rotundamente. Aun así, este desastre parecía no cambiar los planes de los ejecutivos tras el DCEU, pero incluso actores como Jason Momoa, quedaron disconformes y lo hicieron saber. Mucha gente reclamó y la campaña empezó a tomar vuelo, hasta que, en 2020, el mismo Zack Snyder, anunció que su versión de la Liga de la Justicia vería la luz en 2021, ya no por el cine por el tema de coronachan, si no por el nuevo servicio de streaming HBO MAX– Y lo hizo junto a Henry Cavill en un encuentro de celebración de Man of Steel.

4 largos años pasaron para por fin ver lo que realmente tenía en mente el buen Zack y antes de entrar a comentar, solo diré: valió la pena la espera.

De lo que va.

superman-death-scene-in-justice-league-snyder-cut
Grito de agonía.

Dios ha muerto. Con un grito, cuyo eco recorre el planeta entero. Llegando a los lugares más recónditos, entre ellos, donde se guardan tres artefactos que llevan miles de años aquí y son custodiados, dos de ellos, por pueblos mitológicos aun existentes en la Tierra, más una en algún lugar de Gotham. Ahora que Superman, el símbolo de la esperanza a sucumbido, desde la profundidad de las estrellas viene una amenaza que está más allá de la imaginación humana. Bruce Wayne, sintiéndose responsable de la muerte del Hombre de Acero, decide entonces buscar a humanos con habilidades especiales para forma una alianza, esperando que no sea demasiado tarde.

Este prólogo da inicio a la película, cuya duración son de 4 horas –no sé de qué se quejan algunos, que se pasan 12 horas viendo series casi todos los días-. El por qué esta extensión, es para darle profundidad a los personajes, especialmente a los que venían apareciendo recién. Como iba a ser la primera de 3, no se pensaba que tuviera más de 3 horas en principio, pero con todo lo que pasó con Snyder en ese entonces, más las presiones de los ejecutivos de hacerla más luminosa -y que saliera ese año, para no perder su bono (?)- el resultado final fue el fiasco que todos conocemos. Ahora bien, a pesar del tiempo que se toma en desarrollar, Snyder la dividió en seis partes, lo cual, me pareció acertado para un servicio de streaming, donde la puedes ver a tu ritmo.

Pero lo más importante es la visión que ha tenido el director de MoS. Para tratar de explicar esto, hay que tomar en cuenta la naturaleza de las dos franquicias en competencia: Marvel y DC. Ambas tienen posiciones distintas de sus personajes. Para la primera, la imperfección humana es clave, aun cuando se trata de seres poderosos. En gran medida este tipo de visión, que existe desde Stan Lee, es el que permite una gama más amplia de historias, donde se ve mucho componente humano y se pueden tocar temáticas, incluso con humor o bien más crudas –como sucede con X-Men-. Esta variedad de tópicos permite hacer películas con más liviandad sin descuidar lo importante: la historia y personalidad, mas allá del poder que tienen sus protagonistas para enfrentar a los villanos, que tampoco son tan planos.

El caso de DC es distinto. Si bien se pueden tomar estos mismos tópicos (y lo hemos visto en sus series, tanto animadas como con actores reales), el origen de sus personajes es diferente, especialmente lo que conocemos como La Trinidad. De héroes de tiras cómicas, transmutaron a entidades divinas de los tiempos modernos. Superman es el referente de ese dios solar, cuyo poder es equivalente a su benevolencia. Batman por otra parte, aun siendo un humano con gadgets, su comportamiento es de esos dioses oscuros y vengativos (su leit motiv es la venganza por su trauma pasado). Que decir de Wonder Woman, cuyas referencias a la mitología griega se notan, especialmente en sus encarnaciones modernas. Snyder en cierto punto, jugó con esto, pero les dio dramatismo y profundidad humana, lo que hizo que muchos fans de DC, lo amaran y odiaran por igual. Partiendo obviamente por Kal-El, construyó su historia en 3 capítulos, siendo el primero MoS, donde el kriptoniano afincado en la tierra y criado por una pareja de granjeros, se convierte en Superman, con todo lo que ello implica, entre errores y omisiones. Batman v Superman y esta película, cuenta los dos siguientes más que es el crecimiento y caída, hasta la posterior resurrección y ascensión, reflejada en aquella escena donde recrea su primer vuelo.

0af57bdb3de913beb48ea394239981d97bc0ee3e
Cyborg (Ray Fisher), es considerado el corazón de la película. Ninguneado por Whedon, es el eje central y una adición importante a la nueva JL en formación.

En lo que fue la edición, Zack Snyder decidió eliminar todo lo filmado por Whedon y poner las ideas que tenía. Fuera alegría y colores, mostacho falso, Superman grabado desde un iPhone por unos niños y especialmente los malos chistes. Algunos echaron en falta, la tristeza de la gente por la muerte de Superman, pero hay un detalle que quizás no consideraron y que viene de la película anterior: este Superman, era uno que dividía más que unía. Su fuerza y carácter, lo hacían amado por muchos casi como un dios a odiado y temido por otros que veían en él una amenaza latente –lo que no es menor si suponemos que el mundo donde se desarrolla es el nuestro-. Por esa razón se centraron en el sufrimiento de los cercanos a él, como Lois Lane (Amy Adams), quien, como catarsis, todos los días iba en la mañana a tomar un café frente a la tumba simbólica del hombre de acero, solo acompañada por el policía de punto fijo al que le dejaba uno (Como curiosidad curiosa, es el actor Marc McClure, el mismísimo Jimmy Olsen de la tetralogía original con Christopher Reeves). Martha Kent (Diane Lane), por otra parte, deja la granja y visita por última vez la tumba de su hijo en Smallville, llevando el duelo de haber perdido a toda su familia. En gran medida, nos acerca al sufrimiento que el mismo Snyder lleva aun consigo por el suicidio de su hija.

zack-snyders-justice-league-snyder-cut-knightmare-batman-161_uarm
Batfleck pasa de ser alguien de malos chistes a un líder nato, quien logra formar esta liga de la justicia. Pero además tiene una interesante escena en el Knightmare junto a Joker (Jared Leto).

En el otro lado, Batman (Ben Affleck), atribulado y arrepentido de lo sucedido en la batalla con Donatello Esteroides Doomsday e intuyendo lo que venía, busca reclutar a metahumanos para defenderse de una posible invasión, tal como Luthor la predecía (una escena eliminada del corte teatral de BvS, donde ve una imagen de Steppenwolf y las Cajas Madre, es lo que desata su locura). Primero con Arthur Curry (Jason Momoa), a quien encuentra en una aldea perdida en el norte de Islandia (supongo yo con lo moderno que es el país, aún existen aldeas pesqueras), quien se niega. Diana Prince (Gal Gadot), trata de hacer lo mismo con Cyborg (Ray Fisher), pero este, después de ser reconstruido por la caja madre que su padre despertó, también se niega. Este es el personaje más profundo de la película ya que su historia aquí si es contada. Después de un terrible accidente donde muere su madre y queda horriblemente mutilado, Silas Stones (Joe Morton), su padre lo lleva al laboratorio para mantenerlo con vida mientras trata de encontrar la forma de usar la tecnología alienígena de la nave kriptoniana que quedó después de la batalla con Zod, lo que tampoco es de su agrado porque no solo porque está muerto oficialmente, si no que prácticamente se ve a sí mismo como una anomalía y culpa a su padre por ello. Flash (Ezra Miller) sin embargo, se une apenas Batman se lo pide. Acá si bien es alivio cómico, tiene más seriedad, además de que ya tiene claro el alcance de su poder de super velocidad, y se ve más sobre la relación con su padre. A pesar de que la escena de Iris West, no se profundizó más allá, aunque quien sabe en su película en solitario, algo salga, sin contar que es crucial en el arco final, mostrando lo que el velocista puede hacer –y que ya había advertido, cuando menciona la regla que no puede traspasar que es acercarse demasiado a la velocidad de la luz e incluso superarla, porque rompe el tejido del espacio-tiempo y hace que pasen cosas locas-. Estos dos últimos personajes fueron el punto alto del filme, y a quien Whedon dejó en la intrascendencia (el primero como un secundario simplón y al segundo como el alivio cómico). Volviendo a Batman, sin los chistes de por medio, tomó el aire serio de líder del equipo, y tiene mejores diálogos y actitud. Sigue en la línea de BvS pero recuperando la fe perdida, que era la razón detrás de su actuación más violenta en la precuela.

justice-league-zack-snyder-teaser-trailer-flash-cyborg-cover
Flash (Ezra Miller) en una escena clave de la cinta. Podemos ver al fin, el verdadero poder del velocista, especialmente cuando rompe la regla autoimpuesta de no superar la velocidad de la luz. Algo visto en los cómics.

Sobre el villano, Steppenwolf, esta vez no tuvo los diálogos ni la apariencia de la versión de 2017. Se ve más amenazante y violento, pero no es más que un jugador dentro del tablero. La misión de reunir las cajas madre, se explica aquí y ya no es para convertir la Tierra en un mundo caótico, si no para congraciarse con el verdadero marionetista: Darkseid (Ray Porter en la voz), el señor de Apokolips y quien, en la era legendaria, fuera derrotado por la alianza de dioses, atlantes, amazonas y humanos (apoyados por un Green Lantern). Las cajas habían quedado aquí y al morir Kal-El, se despertaron, lo que atrajo a las fuerzas del Nuevo Dios. Pero, además, descubre que hay algo aún más importante que dichas cajas: la Ecuación Anti-Vida, una fórmula y/o poder que permitirá a Darkseid, dominar toda la existencia, no solo de este, sino de todo el multiverso y que se encuentra en la Tierra. No me pregunte sobre explicar que es exactamente, porque ni en los cómics se ponen de acuerdo. Demás está decir que no solo Darkseid hace acto de presencia. Junto a él, se encuentra DeSaad, maestro torturador, brazo derecho y consejero del dictador y en un par de tomas, también Granny Goodness, aunque no tiene ningún diálogo. Es DeSaad quien dirige las acciones de Steppenwolf, el que solo desea volver a su mundo, ya que fue exiliado hasta completar la destrucción de miles de otros mundos, en busca de dicha ecuación anti-vida.

return
El hombre de acero, la divinidad solar de los tiempos modernos, en su regreso de entre los muertos

Yendo a las escenas de acción, muchas se las lleva Wonder Woman, especialmente la del atentado en Londres, donde al fin se ve como para balas con los brazaletes sin cámara lenta, quedando muy buena. La primera aparición de Steppenwolf en Themyscira también quedó mucho mejor que en el corte de Whedon. No, todo lo que es acción quedó mejor. Hay más violencia gráfica (porque así son las batallas, no se la pasan de chiste en chiste), más seriedad a la hora de enfrentar a un enemigo en apariencia invencible –la línea de diálogo de Flash en que dice que hay que asumir que Steppenwolf ya había enfrentado a miles de súper seres en otros mundos por lo que sería difícil ganarle-. Para que decir del retorno de Superman, que sin hablar más de lo necesario y ataviado de su black suit, logra equilibrar la balanza. En fin, nada que no hallamos sabido pero que sin duda es mejor verlo que escucharlo o leerlo en un spoiler. La música nada que decir. Tom Holkenborg, más conocido como Junkie XL, ha tomado el testigo del gran Hans Zimmer y pudo estrenar su OST, que le fue arrebatado por decisión de Warner.

100824
Wonder Woman (Gal Gadot) frente a Steppenwolf (Ciarán Hinds), quien tiene un diseño mejorado y un arco argumental, al menos, mas coherente que en el corte de Whedon. 

Quizás el punto bajo fue el aspect ratio de 1:43, o sea cuadrado, algo que en pantalla wide screen se vería con franjas a los lados. Si bien en lo personal no me molesta, cuesta en algunos aspectos la concentración, pero ojo, que esto fue ideado por Snyder para reproducirlo en IMAX, o sea, pensado para el cine con esas pantallas. En cuanto a argumento, eché en falta lo del códex del crecimiento que sería clave en el renacer del Hombre de Acero, pero eso pasa a segundo plano cuando vemos a Martian Manhunter, quien siempre fue el general Swanwirk, visto en MoS y que al parecer tiene más que decir en futuras entregas –si es que se realizan, pero no hay nada peor que un ejecutivo que siempre busca tener razón-, ya que ha estado en la tierra varios cientos de años y algo buscaba evitar al visitar a Lois en la forma de de Martha Kent. Y la escena de la pesadilla se amplía, pero visto de otra forma. Acá vemos lo que queda de la resistencia humana contra Darkseid en el futuro apocalíptico. Batman no está solo, si no acompañado de 3 personajes que debutaron en esta cinta (los mencionados Flash, que luce una armadura como la de su aparición en BvS, Cyborg y Mera (Amber Heard, hoy repudiada por sus escándalos maritales con Johnny Deep) y dos villanos: DeathStroke (Joe Manganello), quien forma alianza con el murciélago y el Joker de Jared Leto. Honestamente, no voy a decir que es exactamente lo que aparece ahí, pero si el buen Jared, se reivindica en el pequeño intercambio de palabras con Batman, donde se demuestran su odio personal y que solo están aliados por la necesidad del plan. Honestamente la química que se vio entre Affleck y Leto, sería ideal para una película en solitario. Pero no se dará.

Palabras finales.

liga-de-la-justicia-snyder-cut
Se forma la Liga.

Cuatro largos años. Lo que era un simple rumor, negado incluso por Warner, al final era real. Y no solo superó con creces el ridículo corte de las salas de cine, si no que le dio sentido a todo lo que estaba haciendo Snyder. Cierto es sí, que quizás no lo volvamos a ver frente a la cámara para lo que venga del DCEU, pero lo que hizo es por y para fans y que son muchos, ya no solo de él, sino de DC. De no haber sido así, jamás una campaña pidiendo el corte de Snyder, habría resultado. Es lo que el director señala al principio de la cinta y da muestras de agradecimiento, ya que, sin ellos, Warner jamás la habría sacado –o pasarían años, como ocurrió con el corte de Donner de Superman II-. En el día anterior a su estreno, a través de Youtube se organizó una campaña de recaudación de fondos para La ONG de Prevención del Suicidio que la familia Snyder patrocina, siendo un éxito.

La crítica si bien estuvo dividida, la consideraron –obviamente- mejor que el corte lanzado en los cines. Al ser extensa, que se divida en capítulos es muy aceptable, especialmente para quienes la disfruten vía streaming –que son gente que puede estar todo un día consumiendo series de mínimo 12 capítulos de media hora-. Cuando coronachan vaya en retirada, Sony mostró interés en lanzarla en sus cines en el formato IMAX, lo que sería un gran logro. Todo dependerá del éxito que tenga en esta nueva realidad, confinados en nuestras casas.

Y en lo estrictamente personal: el hecho de que esto pudiera realizarse, en si es una apuesta. Sin embargo, este riesgo supone algo que se estaba olvidando: no toda la gente considera que películas livianas con humor a veces forzado –como sucede en Marvel-, son ideales para películas basadas en súper héroes del cómic. Se puede buscar la solemnidad, como lo hiciera Christopher Nolan con su Batman, consideradas obras maestras por muchos. Snyder puso lo suyo con Man of Steel y si bien fue un fiasco el corte teatral de Batman v Superman, la versión extendida la supera con creces. Para que decir esta película. Aun con su extensión, esta no se siente. Es vertiginosa o reflexiva cuando debe serlo. Se requiere tiempo para explorar y atar cabos. Y como ahora los servicios de streaming, están apostando al riesgo, habrá más posibilidades de renovación en el séptimo arte, que hace mucho no arriesga nada y que se consumido por decisiones de ejecutivos que parece, nada saben de cine. Símil a los que existieron en los 80, en la época en que la computación dejaba de ser solo para grandes organizaciones. Pero eso es otra historia.

En fin, lo importante es, que independiente si odias o amas Snyder o eres fanboy de DC o Marvel, la película esta. Existió siempre y como dijo Batman al final de The Dark Knight.

“A veces la gente merece que recompense su fe”.

Véanla, no está tan cara y seguro bajará en algún momento. Es un precio que vale la pena pagar. Un concepto si bien nada novedoso, si al menos imprime emoción, porque es lo que pasa cuando un blockbuster se convierte en una catarsis, además de cuando un autor tiene plena libertad para hacer y deshacer, que es lo que hoy hace mucha falta.

Podemos decir que se hizo justicia.

Un comentario sobre “Zack Snyder’s Justice League: El final de una trilogía que esperó 4 años. Y valió la pena.

Agrega el tuyo

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Victor Aguilar-Chang

Artículos, comentarios y pensamientos que contienen de todo un poco, escritos una persona común.

Pluma Hoplita

"Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" Santaya

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Welcome to the Madhouse

Sitio web de videojuegos, cine, anime, series de TV y tendencias.

Red Latinoamericana de Cultura Científica

Reunimos y amplificamos esfuerzos de divulgación científica de profesionales de las ciencias y tecnología de diversos países de América Latina

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

milesdemillones

la materia de las estrellas cobra conciencia y opina

A %d blogueros les gusta esto: