El DCEU que pudo ser: Batman v Superman

Muchos que estamos bordeando hoy los 40, cuando niños disfrutamos tanto del Superman de Christopher Reeves (todas, incluyendo las mas malas que son la 3 y la 4) y posteriormente, el Batman de Tim Burton. Mas de alguna vez me imaginé a ambos en una película, aunque fuera con imaginación solamente. Pasaron años y en 2015, después de 2 años del estreno de Man of Steel, se anunciaba la aun polémica Batman v Superman: Dawn of Justice. Mis impresiones como siempre, después del salto.

Algunos aspectos a considerar.

batman-vs-superman-dawn-of-justice-movie
Promocional.

Hablar de esta película, es de dulce y de agraz. Desde el debut de Superman en el cine, que se imaginó unirlo al otro símbolo de lo que ha sido DC desde que nació como tal en los 50. Ambos son las mayores franquicias de cómic de todos los tiempos y ninguna se le acerca siquiera en cuanto a popularidad y arrastre. Pero además, encarna algo más, que algunos dedicados a las ciencias sociales -las de verdad, no como los alumbrados de hoy-, destacan como las divinidades de la Luz y La Oscuridad de los tiempos Modernos. Superman, todopoderoso dios solar, también encarna el ideal al que todo humano intentó acercarse que era la bondad y la virtud. Por otro lado Batman, encarna la noche y su función no es la del héroe precisamente, si no de la de justiciero y vengador. Aunque estos conceptos, son ya mas modernos, si los comparamos con sus inicios, no dejan de ser mirados como sacros, dado lo que representan. Ya ambos conceptos chocan y se complementan en varios momentos ilustrados por talentos artistas del noveno arte. En el mundo del cine, se intentó hacer algo por allá a finales de los 90 y principio del 2000, pero ambas franquicias tuvieron estrepitosos porrazos con sus secuelas, por lo que se descartó de plano debido también a la precaridad del CGI de entonces. No es hasta mediados de la década pasada, que se anuncia que por primera vez, ambos personajes, ya no solo del mundo comiquero, si no de la cultura popular, compartirían pantalla, de la mano de Zack Snyder.

Convengamos que para eso, tuvo que haber un empujón y ese fue el éxito de Marvel con su Universo Cinemático, algo que hizo a Warner, tomar cartas en el asunto. El escogido fue Zack Snyder, que ya había incursionado en el mundo de las adaptaciones con 300, de Frank Miller y la muy polémica Watchmen, de Alan Moore, claro que cineasta, quien fuera segunda opción después del rechazo de Christopher Nolan (La trilogía de Batman), aunque fungiría de productor. Nace Man of Steel, la primera película de este Universo Extendido y tuvo una tibia recepción: razones fueron muchas, pero mas que nada, porque se alejaba de lo que había sido el mito de Superman hasta ese entonces, además de la ausencia de momentos chistosos. Aun así siguieron adelante con el proyecto hasta que nace la película que uniría a estos dos personajes por primera vez en la historia del celuloide (No, no cuento las veces en la animación que existen, pero aquí hablamos exclusivamente de live action).

Argumento.

«Año 2013: el mundo conoce a Superman. Tres años han pasado desde la batalla de Metrópolis, donde se tuvo por primera vez, la prueba irrefutable de la existencia de vida fuera de la Tierra, pero que venía con malas intenciones. Una batalla entre dos titanes que arraso media ciudad. La vida ha vuelto a la normalidad en Metrópolis y Superman lleva tiempo dando esperanza al mundo con sus acciones, pero a la vez temor. Un dios entre nosotros.

Si bien para muchos es una divinidad benevolente, para otros se ha convertido en un peligro. La senadora Finch busca la manera de controlar al poderoso alienígena usando sus conexiones políticas. Sin embargo las víctimas de la batalla acaecida hace 3 años, lo ven con miedo. Entre ellos Bruce Wayne, magnate millonario de Ciudad Gótica, quien empieza a tener pesadillas sobre el futuro, donde Kal-El se ha convertido en un verdugo de la especie humana. Sumado a la pérdida de uno de sus mejores amigos en aquel día, empieza a cuestionar la bondad del Hombre de Acero, llevado también por su propio conflicto interno desde que se puso por primera vez la capa del Murciélago, que hoy en su ciudad, aterroriza no solo a criminales, si no a gente común. Batman está enojado, cazando y ahora apunta su mira en aquel que podría arrasar con toda nuestra especie si quisiera.

La batalla se acerca…»

La película empieza, conectando el final de Man of Steel con ésta, pero vista desde el personaje de Bruce Wayne (Ben Affleck). En plena batalla contra la nave kriptoniana comandada por el General Zod (Michael Shannon), este toma un helicóptero que lo lleva desde Gotham, hasta el otro lado de la bahía que los separa. Al llegar toma un auto para ir al centro, mientras ya la nave alienígena, había sido absorbida por la Zona Fantasma y solo quedaban batiéndose como dos fuerzas divinas, Kal-El y Zod, destruyendo todo a su paso. Mientras habla con su vicepresidente, ordenando que todos evacúen el edificio, la batalla sigue hasta que la Torre Wayne es derribada por dos rayos de calor -que asociamos a Zod cuando «aprende» a usar esa habilidad- que habían destruido los pilares que la sostienen. Bruce pega el grito en el cielo y se dirige a los escombros, que nos recuerdan -los que lo vimos en vivo y en directo- a la caída de las Torres Gemelas el 11 de Septiembre del 2001. Una vez terminada la batalla, Wayne ayuda a los heridos, entre ellos, un trabajador de Industrias Wayne y una pequeña niña que había perdido a su madre. Esto despierta un odio tremendo hacia el divino alienígena a quien considera una amenaza que debe ser destruida.

article-pic-superman
Mas que esperanza, el nuevo dios.

Han pasado 3 años y Clark Kent (Henry Cavill) ha conseguido un empleo de periodista en el Daily Planet y vive junto a Lois Lane (Amy Adams), quien había descubierto su identidad. En algún momento, esta es enviada a Medio Oriente como reportera encubierta donde se enfrenta a un grupo terrorista que asesina a su compañero Jimmy Olsen (duró menos que un candy) y se encuentra con el peligroso Anatoli Knyazev -en los cómic, conocido como KGBeast, un villano clásico de Batman en tiempos de la Guerra Fría- quien logra escapar después de que Superman hace presencia y la salva -no sin antes dejar trampas para que creyeran que Supes, ejecutó la masacre-. Ya de vuelta en la ciudad, empiezan los cuestionamientos hacia el hombre de acero. A pesar de sus acciones desinteresadas, mucha gente no confía en un alienígena todopoderoso. Tal como Bruce Wayne le dice a Alfred (Jeremy Irons), «alguien que es capar de extinguir la vida en la tierra si tuviera la oportunidad, debería ser aniquilado». En el caso de la gente de Metrópolis, muchos aun tienen el traumático recuerdo de aquella batalla que arrasó la ciudad.  Pero además es preocupante a nivel gubernamental. Las acciones de Superman, también empiezan a llevar no solo esperanza, si no que empieza a formarse una especie de culto. Una escena, donde salva a una niña en el día de muertos en México y la gente acercándose como si de un dios se tratara, es discutido por varios intelectuales (incluyendo un cameo de Neil de Grasse Tyson, donde hace referencia a la naturaleza alienígena de Supes).

screen-shot-2015-07-13-at-12.43.14-pm
La marca del murciélago, lo que suponía una sentencia de muerte en prisión para quien la portara. Es lo que Clark investiga, mostrándo su lado de reportero, algo que agradezco.

Por otra parte, llegan noticias a los oídos de Clark sobre la «marca del murciélago» y el miedo que provoca Batman en Gotham, donde quien recibe esa marca es sentenciado a muerte. A pesar de que Perry White lo envía a cubrir los deportes, Clark se centra en investigar esta nueva actitud del murciélago, quien se ha vuelta mas violento y despiadado. La última víctima de la marca, un traficante de personas, fue asesinado en la cárcel, por lo que decide investigar y hacer un reportaje sobre ello, pero además tomar cartas en el asunto y enfrentarse a Batman, cuando este perseguía  a unos traficantes (entre ellos Knyazev), quienes tenían un «encargo» para Lex Luthor (Jessie Heisenberg), quien tiene sus propios planes: hundir la reputación de Superman y provocar el choque contra el murciélago. Ambos en algún momento chocarán, pero también aparece una misteriosa mujer que hace su propia investigación y que será clave en el devenir de la historia.

Impresiones.

bvs-20278-cc
Zack Snyder en el set. Esta vez si bien Nolan fue productor, no metió mano en el guión. Debió hacerlo (?)

Hubieran muchas polémicas en torno a esta cinta. En primer lugar las resistencias que hubo hacia el director escogido para iniciar este Universo. Zack Snyder ha tenido a su haber películas basadas en cómic tales como 300 (una joya) y Watchmen (con muchos detractores). Para muchos que dirigiera Man of Steel, era casi un pecado, especialmente por los cambios que introdujo en el mito de Superman -mas bien por los nostálgicos del filme de Richard Donner-. La idea del por qué se deja mas que confirmado en esta película: Henry Cavill ha pasado de ser el bonachón kriptoniano símbolo de la esperanza a un dios propiamente tal, lo que pone -o intenta poner- en discusión es ¿Qué pasaría si algún ser de otro mundo con semejante poder llegara a este y como influenciaría en la Humanidad? Hay un par de escenas que intentan darle sentido a esta pregunta: la mencionada anteriormente, cuando rescata a la niña de un incendio en México, en plena celebración de Día de Muertos y la gente se le acerca como si de una divinidad se tratase, además se intercalan comentarios de intelectuales -entre ellos el buen Neill-, sobre la influencia de este alien, que dividen la opinión ya que si para algunos es una especie de mesías salvador, para otros es un peligro. Esta nueva visión del hombre de acero, junto con [SPOILER] la muerte de Zod por su mano [/SPOILER], han levantado hasta hoy, enormes críticas. En mi opinión personal, esta nueva visión de Superman me parece hasta aceptable. Lo aleja del alegre pulp de los 30 a los 60 y lo inserta en el mundo actual.

bvsbatfleck_wbmoviestillsdb
Batlfleck sin duda cumple, tanto como el murciélago como un perturbado y hastiado Bruce Wayne, que no deja de ser el play boy multimillonario de siempre (y físicamente es el mas parecido al del cómic).

Por otro lado está Batman. Ben Affleck para muchos no parecía digno sucesor del manto del murciélago, debido al gran trabajo de Christian Bale en la trilogía de Nolan. Pero especialmente el como Snyder lo presentó, siendo alguien más sádico y violento. Muchos quedaron descolocados al ver que ahora no le importaba la vida y había perdido la «bati-esencia» (?). Cierto que hay escenas donde derechamente acaba con enemigos, como la persecución del segundo acto y mas aun la pelea en la bodega. Supuestamente Batman no mata pero no es del todo cierto. Directamente no lo hace, pero muchas veces en otras historias, deja a los villanos a su suerte (como pasaba mucho en las series animadas de los 90). Además quizás algo que omiten muchos fans, es que Batman esta perturbado mentalmente desde el asesinato de sus padres. Su leit motiv es la venganza y si no mata es para evitar cruzar la línea que lo convierta en el justiciero definitivo. En esta película, ya han pasado sus buenos años, patrullando las calles de Gotham y otro hecho traumático lo marcó: la muerte de su compañero Robin, en manos del Joker. Acá ya prácticamente le vale madre la vida de los criminales: por eso los marca de forma cruel y ya en prisión, quien posea dicha marca es asesinado. Esto es lo que motiva a Clark Kent a investigar los últimos hechos -y es de agradecer. Si hay algo que se me empezaba a hacer empalagoso, era ese Clark taimado y tímido del clásico, algo que cambiaron incluso en su serie animada-. Batman ya no parecía ser el vigilante protector. Ahora infundía miedo no solo en los criminales, si no en la propia población, aunque eso en lo personal, es esperable que suceda, ya que siempre funcionó al margen de la ley, aun con el visado de su amigo el comisionado Gordon. Es lo que uno esperaría de un justiciero que además se enfrenta a todo tipo de criminales, tan dementes como él. Eso no impedía que no estuviera lúcido: después de ver como dos fuerzas casi divinas, arrasaron una ciudad, entiende que el real peligro está en Supes, porque nada garantiza que en algún momento pierda la cabeza. Tal como se ve en la pesadilla que tiene, donde Superman lidera un bando que ha subyugado al planeta. Pesadilla que será clave en el devenir del Snyder Cut (junto con la aparición de un Flash (Ezra Miller) del futuro, advirtiéndole de que Lois Lane es la clave).

Pero quizás lo más polémico fue el clímax del enfrentamiento de ambos: el nombre de Martha. Esto ha generado una cantidad de memes enorme y ha sido la mofa. En principio descoloca, ¿Por qué Superman pide salvar a Martha? ¿Por qué esto cambió al Batman despiadado por uno mas humano? Al principio cuesta encontrarle el sentido, a menos que le des tu propia interpretación, pero tampoco es un recurso para superiores intelectualmente. Aun así ¿Quién podría asociar que las madres de ambos se llaman Martha? Porque ni Supes ni Batsi, lo sabían, al menos en este filme. Quizás y esto es interpretación mía, Bruce tuvo una especie de shock momentáneo ya que cuando era niño, no pudo hacer nada para salvar a su madre y el salvar a esta Martha, quien crio a Superman, pueda devolverle la fe ya que a fin de cuentas, la intención del kriptoniano era hablar con él y nunca matarlo. Aun así, queda bastante al debe. Snyder debió pensar mejor esta parte o derechamente tener otra idea o alguien que le dijera que no era buena. Para que decir la batalla en que se unen para pelear con una tortuga ninja con esteroides que quisieron hacer pasar por Doomsday. Ahora bien, la muerte de Superman en esta película cumple un cometido que se verá ahora si, en la JL de Snyder.

claudio-clemente-batman-v-superman-screenshot-01
¡¡¡Kawabongaaa!!!

Gran parte de estas polémicas y errores se deben al corte que se presentó en los cines. Muchas cosas quedaron sueltas que hacían que no entendieras un carajo de lo que estaba pasando, especialmente con Luthor, que era una especie de Joker sin maquillaje, pero en la versión extendida se le ve como el gran instigador. El atentado en el Capitolio, con el inválido ex empleado de industrias Wayne y que odiaba a Superman por razones obvias, no era un suicida, si no que el futuro calvito preparó su silla de ruedas como una bomba andante (y revestida de plomo, que la visión de rayos X no puede traspasar). Con esto intentaba provocar que la gente, traumada por los sucesos de 3 años atrás, terminara odiando al dios. Ahora bien, este Luthor sabía tanto la identidad de Superman, como la de Batman y preparó un escenario único para que se mataran entre ellos. Primero provoca a Bruce, recordándole que no fue capaz de salvar a su familia, y a la vez, secuestra a Martha para obligarlo a matar al murciélago. Con eso mataba dos pájaros de un tiro. Solo el Doomsday, mezcla de Zod y su propio ADN, revivido por los restos de la Cámara del Génesis de la nave kriptoniana, sería lo más malo. La escena final donde es atrapado, viendo una especie de holograma donde aparece Steppenwolf, desata su locura cuando le dice a Batman ya en prisión que ahora que dios ha muerto, ellos lo saben y vienen.

Aun así no puedo tragarme este Luthor. No pido uno tipo Gene Hackman pero tampoco uno mas cerca del Joker. Luthor es un intelectual y maquiavélico hombre de negocios, no un niño con daddy issues.

dceu-trinidad-foto-inedita-zack-snyder-revela1
La Trinidad.

Lo mejor sin duda es la inclusión de Wonder Woman (Gal Gadot). En principio aparece como una curadora de arte a la que el Bruce Wayne de Affleck, le echa el ojo como como todo casanova. Sin embargo, cuando descubre la foto de 1914 donde aparece y su impecable llegada en plena batalla con Donatello Doomsday, te deja los pelos de punta. Demás está decir que es la primera presentación que hace en el cine. A pesar de haber protagonizado una serie en los 70, nunca se atrevieron a hacer siquiera una película de ella. Así que se agradece. Es cierto que la Gadot fue resistida, especialmente por ser parte de la franquicia de inspiración tuja tuerca Rápido y Furioso, pero sin duda fue una gran elección. Gran éxito fue su película en solitario lanzada el año siguiente. Así que eso se aplaude. Ahora bien, esta WW está inspirada en la de New 52, mas seria y mas guerrera que nunca, pero no deja de ser linda.  La guinda de la torta fue ver a la Santísima Trinidad de DC unida por primera vez en el cine (y tiene el mejor tema musical).

Palabras finales.

Mucha agua ya ha pasado bajo el puente en estos casi 5 años desde su estreno. Una película controversial. Los más acostumbrados al humor infantil de Marvel, la tacharon de muy seria y los mas ñoños -donde muchos detestan a Snyder-, lo acusan de haber matado la esencia de estos héroes. Normalmente estaría de acuerdo, porque si bien no le fue mal en taquilla, el corte final que llegó a las salas, dejó muchas cosas al azar y que de principio no se entendían (y que se amarran mejor en la versión extendida). Snyder intentó hacer algo solemne, en la línea de Man of Steel, pero en los tiempos que corren, eso casi no tiene cabida en el blockbuster. Si hay que decir que ha sido atrevido al revisitar a su manera el mito de Superman, especialmente con lo que tiene que ver con su infinita bondad y personalidad demasiado blanda. Desde MoS, nos ha ido entregando una construcción del personaje, especialmente para los tiempos que corren, donde los valores de antaño, han sido mancillados por la inmediatez, pero también porque el concepto de justicia en si mismo es ambiguo. Tal como se refleja, para muchos Superman es el salvador y el portador de los valores del Occidente, pero para otros tantos, es una gran amenaza que alguien con semejante poder, no pierda los estribos y no se convierta en ya con certeza, en el gran verdugo de la especie humana. Son puntos a reflexionar pero que tampoco son tan novedosos. Cosa de ver el argumento de Injustice o bien, la misma serie animada donde Darkseid le lava el cerebro. Tener los poderes de un dios, no te hace infalible a la tentación o manipulación de la voluntad. En el caso de Batman, alguien que ha ido perdiendo poco a poco la esperanza en un mundo caótico, ya ha dejado de lado su propia limitación y toma la iniciativa a la hora de lidiar con un peligro mayor que pingüinos mecánicos explosivos, entendiendo precisamente lo mencionado mas arriba sobre Supes.

El clímax no está a la altura eso sí. Como el remate en un chiste, no funcionó como se esperaba. Vuelven los tonos sepia y la maestría de las partituras musicales de Hans Zimmer junto a Junkie XL, este último, encargado del OST de Justice League de Zack Snyder, que le dan un aire solemne que es lo que al final buscaba el director y fue la principal crítica. Porque para que estamos con cosas: el cine de super héroes, desde la entrañable Iron Man, ha apostado por la liviandad para hacer mas digerible el producto -que no es malo, ojo con eso-, por lo que apostar a un drama, era arriesgado. Podríamos decir que pecó de pretencioso al intentar hacer una épica en un mundo que busca algo mas digerible y gracioso.

Ahora bien insisto en algo: este DCEU que ya no será, al menos en lo que respecta a Snyder -que ya ha declarado que será la última participación que tendrá en Warner, aunque nunca se sabe 100%-, hay que entenderlo como un todo, incluyendo su corte de la Liga de La Justicia, especialmente en lo que respecta a su visión de Superman, uno que duda y quien busca ser bueno en un mundo cínico que no permite eso. Un mundo como el real, donde es difícil distinguir la verdad de la mentira. El como lidiar con eso, especialmente siendo dios que no debería dudar como lo hace, es lo que realmente le daba sustancia y hacía interesante el riesgo de llevarlo al cine. A veces poner en duda los valores de un personaje, aunque enoje al fan acérrimo, es un buen ejercicio. Sin embargo, le faltó mucho al desarrollo en sí y su estreno sin las escenas que solo vienen en la versión extendida, fueron un porrazo enorme. Ahora que pronto se estrena su versión de la JL, quizás veamos un atisbo de conclusión. El momento en que el hombre de acero unirá a la humanidad en torno al sol, tal como Jor-El lo profetizaba. Eso o puede que sucumba a la tentación que pondrá Darkseid.

En definitiva: Te puede gustar o no gustar. Odiar con toda tu alma a Snyder o aplaudirlo, pero en verdad a nadie dejó indiferente. Quizás no era el indicado para unir a la sagrada Trinidad de DC en una película, pero hizo algo distinto a lo que ya nos venía acostumbrando Marvel, lo que al menos yo lo agradezco. Aun con sus errores de estructura, al menos no me dejó una sensación amarga, por lo que sin ser una obra maestra, cumple. Ahora es Warner quien tiene el balón. Dependerá del éxito o fracaso de su JL, lo que depare el futuro del DCEU. Si es que siguen con ello.

Ahí se ven.

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Victor Aguilar-Chang

Artículos, comentarios y pensamientos que contienen de todo un poco, escritos una persona común.

Pluma Hoplita

"Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" Santaya

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Welcome to the Madhouse

Sitio web de videojuegos, cine, anime, series de TV y tendencias.

Red Latinoamericana de Cultura Científica

Reunimos y amplificamos esfuerzos de divulgación científica de profesionales de las ciencias y tecnología de diversos países de América Latina

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

milesdemillones

la materia de las estrellas cobra conciencia y opina

A %d blogueros les gusta esto: