Coronachan y otras hierbas VI: la vacuna y 2021.

El último post de esta saga que comencé en marzo, donde mezclo opiniones y toluenos varios. Ha sido un año con muchos vaivenes, desde que la pérfida enfermedad Sars Cov2, se expandió por nuestro punto azul (y que al resto del universo, le vale madres. Así que nada de que «conspira a favor»), lo que definitivamente cambió la vida de todos nosotros. Independiente de eso, al menos ya se vislumbran posibles soluciones al tema de contenerla. De eso y otras cosas, después del correspondiente salto.

La carrera por la vacuna.

130835953_3615200125239021_1937962285586036048_o
En estos días, se ve esto. La «sabiduría popular».

Ciertamente ha sido veloz, no sin contratiempos ni obstáculos, especialmente de los conspiranoicos de siempre, los cuáles difunden las ya tristemente célebres noticias falsas sobre el tema. Lo cierto es que si, en menos de un año, ya la FDA, entidad estadounidense que autoriza o no, la comercialización y distribución de alimentos y medicamentos, le ha dado el visto bueno al menos a 3 de ellas: PfizerModerna y Astra Zeneca. Éstas ya han empezado a testearse y acá a nuestro lejano terruño, deberían estar en camino y ya se proyecta el plan de vacunación.

La tarea eso si, no ha sido fácil: partiendo por la desconfianza de la gente, quienes alimentados por la conspiranoia de turno, dudan si vacunarse o no. Al menos un 27% de chilenos, han pensado no hacerlo. En parte entiendo sus aprensiones, porque es natural en el mundo de la ciencia médica, que alguna vacuna o tratamiento, tenga años de investigación antes de salir al mercado. Sin embargo, coronachan ha sido el virus mas estudiado en décadas, precisamente por la emergencia sanitaria. Universidades, laboratorios y diversos centros de investigación han puesto tiempo y recursos en ello. Pero además, la velocidad con la que se ha desarrollado las vacunas actuales, se deben a que tambien echaron mano a otro coronavirus: el responsable del SARS el cual es «primo». Lo mencionado, entre otras cosas, han acelerado el desarrollo, prueba y posterior distribución de la vacuna. Otros como la vacuna rusa, tan alabada por el «rebelde informado», ni siquiera Putin se la desea colocar.

Por último y aún si te cae mal o no el gobierno actual, al menos tuvieron a gente al principio de la pandemia, que tomó las medidas necesarias para asegurar, primero insumos y después las vacunas. Obvio que algunos no le reconocerán nada al ex ministro, que algo sabe del tema (aunque se expresaba mal), de como anticiparse. Sin ser necesariamente de mi agrado, hizo la pega cuando había que hacerla. Quizás con el tiempo la gente lo reconozca (no creo, así como está de polarizado todo).

Sale 2020, entra 2021.

5fc67b4926436
La esperanza es lo último que se pierde (?)

Y bien, ya solo quedan días para el fin del año mas complejo en décadas. Se que muchos, al igual que este servidor, han experimentado la desgracia de perder su empleo, pero además, algunos la vertiginosa vida social que tenían antes incluso del 18-O de 2019. Nada más empezar el año, sale la noticia de coronachan y la enfermedad asociada (Sars-Cov2) pero nadie se imaginó que llegaría a estos lares. Bueno, no es algo relativamente nuevo. El 2003 apareció el mencionado mas arriba, enfermedad SARS, prima hermana de la actual, en la misma zona (Asia Central) y que llegó a varios países. Aunque logró controlarse, no ha desaparecido. También el 2008, la llegada del AH1-N1, que provocaba la famosa gripe porcina. Aun así, los niveles de emergencia no fueron tan grandes en ese entonces, porque se logró contener. Es la principal razón, sumado a que ahora, es más fácil viajar al extranjero, es que llegó este coronavirus. Igual es hilarante, recordar la «sabiduría popular tuitera» que decía que todo era un tongo. Si. lo mencioné en la primera entrega de esta saga y veo que ahora incluso ha sido peor.

Con respecto al año en lo personal, diría que no ha cambiado mucho mi vida, salvo que perdí mi trabajo. Gané un torneo de mi juego favorito, he podido dedicarme a otras cosas y uno que otro trabajo ha salido. Eso entre otras cosas. Lo difícil si, es mantenerme donde estoy. Me explico: el «pueblito» donde vivo, está entre dos ciudades, pero con escasa locomoción y oportunidades laborales. Si bien eso ha sido siempre, ahora ha empeorado, más cuando las comunas entran en fase 2. Solo he tenido una entrevista laboral en meses y he tenido que deshacer muchos de mis planes y proyectos, que ya estaban en duda antes, además de perder a otro ser querido. Sin embargo, y pese a todo, aun mantengo el ánimo gracias a personas que han estado ahí preocupadas de mi. Pocos amigos, pero buenos al fin y al cabo. No tengo mucho que decir la verdad, pero no considero que haya sido mal año. Al menos para mí.

Aun así, no podemos negar que aun hay incertidumbre con el devenir del siguiente ciclo solar. Recién están apareciendo soluciones fiables a la pandemia, pero además queda la incertidumbre del futuro de nuestro país. Yo se que muchos deben pensar que «no es para tanto», pero ya he dicho antes que no es primera vez que usan las emociones de la gente, especialmente la «rabia», para beneficio de unos pocos (políticos). Pero además, se ha polarizado tanto la situación que no me extrañaría que ocurrieran eventos mucho peores. Se está volviendo costumbre el sicariato y los tiroteos, como los ocurridos en Maipú, a pleno día y en una feria navideña. Y si, no es algo nuevo, pero era muy raro al menos cuando crecí que estas balaceras ocurrieran en pleno centro. Lo mismo el gota a gota que en Talca ya era común estos dos últimos años. Curiosamente, son cosas que tratan de no mencionar para «no ofender», pero nunca llegaron al nivel de violencia actual. Y peor, lo justifican los abajistas, quienes no tienen que cohabitar los espacios con esta gente. En fin, como dice el meme, «la hipocresía».

En fin, sea lo que sea que depare nuestro futuro el próximo año, hay que tratar de hacerlo lo mejor posible. Coronachan estará un buen tiempo, aun cuando existen negacionistas desde el día uno. Ya no hubieron fiestas patrias, así como tampoco fiestas de fin de año como se solían hacer (aunque no habrá el «vivito» que se pasará por buena parte las recomendaciones. Total, estamos en un país donde las leyes y deberes, son vistas como «opresivas»). De todas formas, mientras haya vida, habrá oportunidad. Después de todo, pandemias han existido desde que el mundo es mundo, por lo tanto, preocupémonos de mantenernos vivos y valorar lo que tenemos. Y esperar que coronachan empiece en retirada con las vacunas que han salido. Por mi parte, felices fiestas de fin de año, Navidad, Saturnales, Hanuká, Newtonmas o lo que sea. Y que el 2021 sea próspero.

A menos que ocurra una invasión alienígena como en Independence Day.

 

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Victor Aguilar-Chang

Artículos, comentarios y pensamientos que contienen de todo un poco, escritos una persona común.

Pluma Hoplita

"Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" Santaya

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Welcome to the Madhouse

Sitio web de videojuegos, cine, anime, series de TV y tendencias.

Red Latinoamericana de Cultura Científica

Reunimos y amplificamos esfuerzos de divulgación científica de profesionales de las ciencias y tecnología de diversos países de América Latina

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

milesdemillones

la materia de las estrellas cobra conciencia y opina

A %d blogueros les gusta esto: