Hasta 4 años más.

Hace casi un mes que acabó el Mundial de Rusia 2018. El mismo que tuvo harta polémica por allá en 2011, cuando se le nombró sede, junto a Qatar -estos para 2022-, debido a un escándalo de sobornos que recién en 2016, empezó a tener acusados, desde el presidente hasta otros personeros importantes. Con posibilidades de cambio de sede y todo, aun así se llevó a cabo tal como se había planeado en esos años en el país de quien yo llamo cariñosamente (?) el Zar Wladimir Putin.

Ha sido un mundial sorpresivo, incluso para quienes, en pose de «rebelde informado» o alguien con «superioridad moral», critica el fútbol. Si ya he hablado antes, 4 años para ser exactos aquí mismo, sobre lo que es para alguien común y silvestre, el deporte de la pelotita, así que pasaré olímpicamente de ese tipo de gente y daré mis impresiones de lo que fue el primer torneo sin la presencia de la selección de mi país, después de 2 torneos.

La caída de los de siempre.

korea-win-report-770x433
Nuevamente, el campeón queda en el camino en primera fase.

Desde mas o menos la década del 50, los protagonistas de los Mundiales, siempre han tenido a alguno que, por tradición, asoman como favoritos a llevarse el trofeo. Sin embargo en este, la mayoría, salvo Francia (campeón hoy), todos se fueron sin pena ni gloria. Alemania sufrió lo que ya llaman, «la maldición del campeón»: salvo Brasil en 2006, desde 4 años antes, los monarcas ceden su trono en primera ronda. Lo sorprendente es que Alemania, venía con un gran proyecto futbolístico el cual no solo lo coronó campeón, si no que con su constante renovación de conceptos y jugadores, podían aspirar a un quinto torneo e iguala a Brasil, pero se quedaron en el camino al perder con México y Corea del Sur, solo venciendo a Suecia. Argentina , quien había sido el subcampeón, clasificó in extremis ante Nigeria después de empatar con la modesta Islandia y perder 3-0 con actual subcampeón, Croacia, sin embargo perderían sin apelación contra Francia, a pesar del corazón que pusieron al final. luego caería Brasil, quien con un plantel joven, buscaba el sexto campeonato de su historia, con Neymar de líder, pero que no pudo contra una sensacional Bélgica.  Por otro lado planteles como Japón, Suecia y la misma Croacia, empezaron a escalar.

 

El marketing queda fuera.

Screenshot_2018-08-04 World Cup news Luka Modric wins World Cup Golden Ball as Kylian Mbappe named best young player Goal com
Ganó el fútbol. No el marketing

A lo anterior hay que sumar esto: actualmente, tanto Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, son no solo, los dos referentes de esta época, que han acaparado títulos con sus clubes y premios individuales, si no las máximas caras del marketing de las dos compañías deportivas más grandes del mundo: Adidas y Nike respectivamente. Sin embargo, han demostrado que los mundiales les quedan grande. Salvo Messi que el 2014, llegó a la final contra Alemania con su selección, en este torneo se le vio confundido y sin la chispa que lo caracteriza. Por su parte CR7 tuvo un torneo en que empezó bien en el empate 3-3 con España -otro candidato serio que se fue sin pena ni gloria-, pero que se fue diluyendo y terminarían cayendo en 8vos de final contra Uruguay, en el partido en que debía demostrar los kilates que tiene, no pudo sin embargo, liderar al menos una remontada. Neymar por su parte, era la esperanza de Brasil. Jugador de exquisita técnica pero sin la fuerza y determinación de sus antecesores, fueron sobrepasados por Bélgica y se llevó sendas críticas y burlas por sus exageraciones en las faltas. Ninguno de los 3, habituales entre los premiados, han sabido triunfar en donde se escriben las leyendas. Y no vengan con la cantinela de que «sus equipos no los acompañan». Croacia no era más que Portugal, mucho menos que Argentina y Brasil y llegaron a la final, siendo el mejor equipo. No tenían lo que se necesita para triunfar y escribir su historia.

 

El VAR.

c210416fd4aec7ffaac53f33f9f17c9d_xl
La señal (?)

Como en todo actualmente, la tecnología se ha instalado incluso en el deporte más popular del planeta, para ir mejorando, si se quiere decir así, algunas cosas relacionadas ya con el juego en sí. Y si bien, no fue tan utilizado, si influyó en algunos partidos, en especial en la final. Hay quienes alegan que la repetición en video es solo un medio y que el árbitro decide según su criterio. Debo decir que, a pesar que en algunas ocasiones puede quitar algo de la emoción que trae implícito el juego, al menos lo ha hecho más transparente, comparado con otras instancias. Y no es para menos; ya han habido episodios donde el fútbol se ha manchado con jugadas tramposas e incluso con implicaciones políticas (las veladas «amenazas» de Mussolini a la selección italiana del 34 o la misteriosa «visita» del Videla, al camarín peruano, antes del partido con Argentina en el 78), sumado al escándalo por sobornos que incluso, aún podrían dejar a Qatar, sin Mundial. No se puede decir a ciencia cierta, que eso influyó a que «los de siempre», llegaran a instancias finales -algo que tiene que ver mas con jerarquía que otra cosa-, pero si al menos, hubieron menos cobros «brujos».

El chamullo de la posesión.

Se que esto da urticaria a más de uno por estos lares, en especial a quienes se consideran «guardiolistas» (y «bielsistas»). Hace 8 años, España lograba su primer y único título mundial, de la mano de una generación prodigiosa, pero a la vez de un estilo de juego que fueron moldeando durante más de una década: el del toque y posesión. Antes había predominado el «jogo bonito» brasileño, desde 1994 a 2006 -aun cuando perdieron la final de 1998-, pero el fútbol no es de solo una línea ni nada es definitivo. Este año 3 de las 4 selecciones finalistas, demostraron que aún sin tener mayor dominio de la pelota, fueron letales. Francia y Croacia fueron justos finalistas. Cierto, a pesar de que los balcánicos, eran mas ofensivos, no dejaban de ser pragmáticos. La estrategia y la táctica volvían a ser más importantes que la técnica depurada, la resistencia y velocidad por sobre la gambeta y el lujo y lo más importante: saber que hacer con la pelota en vez de solo tenerla. España rompió un récord al dar más de mil pases, pero no fue capaz de ganarle a la humilde Rusia que, usando sus armas, los dejó fuera en penales. Solo como recordatorio Italia ha ganado 4 Mundiales, usando su «catenaccio»: refugiarse bien atrás y una vez con el balón, abrir la cancha y contragolpe.

En fin, con esto puedo decir que solo queda esperar 4 años más para otro mes de éxtasis futbolero. Ahora será en el pequeño pero millonario país de Medio Oriente, Qatar, muy cuestionado por el escándalo de los sobornos que derribo a Blatter y Cía. Hay que añadir además, que no hubo el «hateo» de antaño, como lo que sucedió con el Mundial de Brasil (donde los intelectuales de café con nombrecito en el vaso, trataron de mostrar su «superioridad moral» al despreciar el fútbol). Quizás se debe a que el anfitrión es la tan amada por el chairismo latino, Rusia, donde el Zar Wladimir (Putin) gobierna a sus anchas. Si hay que decir que la organización fue impecable, lo que no quita que a estos personajes autodenominados «progresistas» no les haya picado el bichito de «criticar» el Mundial. Seguro deben haber tenido una crisis existencial, mal que mal, su actual «ídolo totalitario», fue el que más se benefició y disfrutó de esto.

Aun así, nada debería manchar la pelota, al menos en estas instancias. Al final, como dijo alguien, el fútbol, sacando todo lo malo, es de lo poco que une a la gente, en especial a quienes lo han pasado mal. Un bálsamo en una vida llena de obstáculos.

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Victor Aguilar-Chang

Artículos, comentarios y pensamientos que contienen de todo un poco, escritos una persona común.

Pluma Hoplita

"Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" Santaya

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Welcome to the Madhouse

Sitio web de videojuegos, cine, anime, series de TV y tendencias.

Red Latinoamericana de Cultura Científica

Reunimos y amplificamos esfuerzos de divulgación científica de profesionales de las ciencias y tecnología de diversos países de América Latina

Cuentos Cuánticos

Un sitio donde los cuentos de ciencia están contados y no contados al mismo tiempo

milesdemillones

la materia de las estrellas cobra conciencia y opina

A %d blogueros les gusta esto: