Te entiendo, Messi

Dicen que los genios, no son entendidos por nosotros, las personas normales. Naciste con un talento único para el fútbol, que no es solo pegarle a la pelota como muchos creen. Se requiere mas que físico, inteligencia y rapidez de pensamiento, para driblar en el momento preciso, dar el pase, patear al arco. Como puedes hacer todo eso mejor que el común de los mortales, te dieron la 10 y te nombraron el heredero. A Riquelme le pasó, a Aymar y al “Burrito” entre otros. Pero el fútbol cambia y ninguno alcanzó el éxito esperado, porque la fórmula de la patriada, del crack + 10, ya no corren en un mundo donde los pequeños pueden crecer, donde el juego colectivo está por sobre las individualidades. Chile ganó por esos detalles, porque fueron un equipo a un montón de jugadores buenos que pusieron en la cancha. Eso es lo que no entienden y por eso te entiendo, porque no puedes las cosas solo. Porque tus compañeros no respondieron en el momento crucial y así y todo, los hinchas y periodistas te culparon a tí, tanto en el Mundial como en estas dos Copas América. Pero no fue tu culpa. Nunca lo fue. Aun así las soportaste y ni eso agradecieron, porque no entendieron que las nuevas eras no se enfrentan con paradigmas viejos.

Anuncios

base_imageHan pasado varios días desde la final de la Copa. Esa que reafirmó a nuestra selección como la mejor del continente y el mismo día que anunciaste, después de lágrimas que esta vez no evitaste mostrar en público, tu renuncia a la selección argentina. Ese anunció opacó, en parte, la celebración y el reconocimiento del bicampeonato de La Roja. Y al parecer, es definitivo, algo que remeció a nuestros vecinos allende los andes. Diste tus razones; que luchaste por dar un título; lo intentaste y no se dió. Pero también estas cansado de todas esas críticas. De cargar una mochila tan pesada que es usar la 10. Esa misma mochila de plomo cargaron gente como Riquelme, Ortega y otros, quienes eran llamados a ser los sucesores de Maradona, ese mismo que te alaba de frente pero que no quiere que lo superes. Ese mismo que dijo que no volvieran si no traían la Copa pero que, apenas supo que renunciabas, a anunciada que “no quiere dejarte solo” como presagiando que la embarró. El mismo con quien te comparan.

Es verdad: Maradona es un icono. Muchos dicen que el “no hubiera renunciado”, olvidándo convenientemente que en el Mundial del 94, en el mismo país que decidiste renunciar, destrozó la ilusión de millones con su doping positivo. Cierto que el les dio un Mundial, lo que no es poco (muchos cracks nunca han podido siquiera llegar), pero era una época diferente, contexto diferentes y eso es lo que no entienden. Tanto Maradona como muchos que lo vieron, aun siguen estancados ahí, aun creen que los otros países (salvo Brasil) no pueden mejorar. En ese entonces Chile no marcaba nada a nivel internacional. Pero los tiempos cambian y con ello todo lo que alguna vez era verdad absoluta. Antes Chile entraba derrotado desde el camarín cuando enfrentaba a Argentina. Ahora lo hace con personalidad. Antes, cuando terminaban los partidos, corrían a pedir la camiseta del ídolo de turno. Ahora, se van entristecidos cuando pierden. Como hincha chileno me ha tocado ver, momentos frustrantes. Crecí con ellos. Sin embargo ahora disfruto el momento y disfruto esta generación, que cambió la mentalidad conformista a una ganadora. Y eso Maradona no lo ve y no lo va a ver porque se quedó en ese tiempo.

Dicen que los genios, no son entendidos por nosotros, las personas normales. Naciste con un talento único para el fútbol, que no es solo pegarle a la pelota como muchos creen. Se requiere mas que físico, inteligencia y rapidez de pensamiento, para driblar en el momento preciso, dar el pase, patear al arco. Como puedes hacer todo eso mejor que el común de los mortales, te dieron la 10 y te nombraron el heredero. A Riquelme le pasó, a Aymar y al “Burrito” entre otros. Pero el fútbol cambia y ninguno alcanzó el éxito esperado, porque la fórmula de la patriada, del crack + 10, ya no corren en un mundo donde los pequeños pueden crecer, donde el juego colectivo está por sobre las individualidades. Chile ganó por esos detalles, porque fueron un equipo a un montón de jugadores buenos que pusieron en la cancha. Eso es lo que no entienden y por eso te entiendo, porque no puedes las cosas solo. Porque tus compañeros no respondieron en el momento crucial y así y todo, los hinchas y periodistas te culparon a tí, tanto en el Mundial como en estas dos Copas América. Pero no fue tu culpa. Nunca lo fue. Aun así las soportaste y ni eso agradecieron, porque no entendieron que las nuevas eras no se enfrentan con paradigmas viejos.

Siempre pateaste el primer penal, cuando lo normal es que el mejor patee el último de la gloria. Lo hacías para asegurar a tus compañeros, pero lo fallaste. Vidal, el mejor de Chile en todo el torneo y en el mundo, también lo falló. Me imagino que en ese momento pasaron muchas cosas por tu cabeza, en especial todos los años de críticas y en especial el maradoniano “Sin la copa no vuelvan”. Y esta derrota te dolió más, porque fallaste tu, el líder. No estoy de acuerdo con los que dicen que no lo eres. No todos los líderes tienen que tener el verso y la arenga. En los años en que Ronaldo, el de verdad, jugaba, solo bastaba con su presencia. Tu eres esa clase de líder y es algo que allá no entienden, acostumbrado al verso y a la arenga (igual que acá pero por otras razones) que a veces no son más que palabras vacías. Si es cierto, fallaste pero no dependía solo de ti, si no del plantel y de tener esa poca de suerte que de pronto es necesaria. Además fuiste honesto, salvo en ese choque con Marcelo Díaz que para mi fue intencional. Pero honesto con tus sentimientos. Cuando España te ofreció jugar por ellos, decidiste hacerlo por Argentina. Ganar algo con Argentina. Como juvenil lo hiciste, pero por la adulta, que es tu deseo, no haz podido. Para mi es mas valiosa la persona que hace las cosas por sentimiento que por conveniencia.

La culpa no es tuya, ni de tus compañeros, ni siquiera de Martino. Es de los Libermann, de los Niembro y de todos esos que, al igual que Maradona, quedaron con el recuerdo del 86. Que veían al heredero en todas partes y que cuando no respondían como ellos querían, los ninguneaban y despreciaban. Al igual que el hincha de antaño, ese que aun ve a Chile como un simple trámite y no digieren (ni lo harán nunca) que ese Chile les ganó dos Copas. Y en su frustración, hacen lo que le hicieron a los que te precedieron. Pero no es tu culpa y te entiendo. En especial esa frustración. Ese llanto que esta vez no pudiste contener. Y por eso renuncias, para darle la oportunidad a otros. Es lo que dejaste claro.

No soy quien para pedirte que no lo hagas, eso queda a cargo de tus fans (niños que te ven como un símbolo, en especial), también de la gente que te dio la espalda cuando los necesitaste y la que te da la espalda ahora, pero una vez supieron que te vas, se muestran arrepentidos (Maradona entre ellos). Tampoco me uní y me uniré al escarnio que hay en las redes sociales ya que, como alguien que también ha fracasado y se han burlado de el, encuentro una bajeza hacer sorna del caído. Yo solo soy un tipo común y silvestre, que nunca fue bueno para el fútbol, pero que también ha sufrido derrotas y ha aprendido de ellas. No soy eso si, de los que dicen que renunciar es algo fatal. Muchos sucesos de la vida, nos obligan a hacerlo, pero siempre por algo mejor, no por cobardía. Lo diste todo, siendo tu mismo. Me quedo con eso.

Por eso te entiendo Lio.

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s