Tropa de Elite: la otra visión de la historia.

Poster promocional.

Película de policías y ladrones. Así podrían resumirse muchas que tienen como fondo el combate a la delincuecia. Algunas muy efectistas como SWAT, otras mas dramáticas como Los Ángeles al desnudo entre otras, han podido a sacar a relucir el tema de el enfrentamiento de las fuerzas de orden contra todo tipo de delincuentes ya sean simple lumpen hasta mafias organizadas. Bajo ese prisma, Tropa de Élite, pasa tambien como una más salvo quizás por un detalle no menor ya que no es una peli nacida en los EE. UU. si no en el gigante de Sudamerica, Brasil, con todo lo que eso significa. La película es dirigida por Jose Padilha (el de la nueva Robocop), esta basada en el libro homónimo escrito por el sociólogo Luiz Eduardo Soares, trata de la historia una unidad del afamado (y criticado también) BOPE  o Batallón de Operaciones Policiales Especiales en español, donde vemos parte de la realidad de la nación de la samba y el fútbol: corrupción policíaca, la vida en las favelas dominadas por el narcotráfico lo que provoca verdaderas batallas dignas de cualquier guerra de países en conflicto. Libro que tuvo la colaboración de dos ex capitanes de la brigada especial, André Batista y Rodrigo Pimentel, quienes tambien participaron en el guión.

Argumento.

Ante la corrupción un policía tiene 3 opciones, o se envuelve, o se calla o va a la guerra.

La historia es contada por el capitán Roberto Nascimento (Wagner Moura) con voz en off. Comienza relatando la precariedad y corrupción de la policía militar de Río de Janeiro y el equilibrio entre lo segundo y el poder de fuego de los capos del narco en las distintas favelas de la ciudad. Descarnadamente cuenta que estos, utilizan armamento de guerra y tienen verdaderos ejércitos de soldados dispuestos a todo por el “jefe del morro” (normalmente las favelas están enclavadas en los cerros). En una de las tantas “transacciones” disfrazadas de patrullaje ocurre un tiroteo, provocado por dos policías “honestos”: André Matías (André Ramiro) y Neto (Caio Junqueira) con la intención de salvar a Fabio (Milhem Cortez), escena que termina con la llegada del equipo Alfa del BOPE comandado por Nascimento.

Todo se traslada despues 2 meses antes de los sucesos. Es el año 1997. año en que el entonces papa Juan Pablo II, haría una visita a Brasil y se hospedaría en un monasterio en la cima del Morro de Turano. En los cuarteles del BOPE se recibe la orden de “pacificar” dichas favelas, por el peligro que acarrea tener al Sumo Pontífice de la Iglesia Católica en ese lugar, debido a los constantes tiroteos, por lo que se envía a Nascimento y a su grupo a la acción. Para lograr aquello, realizaran constantes incursiones nocturnas donde deberán liquidar a soldados del narco y sacar la droga de circulación. Nascimento, quien ya llevaba 10 años en esas misiones, empieza a colapsar bajo el constante estrés al que es sometido, por lo que mas adelante empezaría a buscar a algun aspirante a oficial que tome su lugar para estar con su esposa y su hijo por nacer. Por otro lado, se nos cuenta la historia de los mencionados Matías y Neto, quienes entran como aspirantes a oficiales (alférez) a uno de los batallones de la Policía Militar convencional de Río. Ambos son sujetos honestos, amigos desde la infancia y con personalidades muy diferentes: Mientras Neto resulta mas impuslivo en su accionar, Matías es mas tranquilo, además que aparte de policía es estudiante de derecho por lo que va a la Universidad donde se codeará con jóvenes de familias mas acomodadas, quienes cuestionan el accionar de la policía, en especial la corrupción presente en ella. Conocerá a María (Fernanda Machado) quien lo invitará a trabajar en una ONG que no es mas que una chapa que utilizan otros estudiantes para transar droga que venderán después en la facultad, las que les provee el dueño de la favela donde esta dicha ONG: Bahiano (Fábio Lago) y donde está tambien involucrado el responsable directo de la ONG.

El BOPE en acción. Al frente el capitán Roberto Nascimento (Wagner Moura)

En el cuerpo de policía al que son asignados quedan bajo el mando del capitán Oliveira (Marcelo valle) quien les asigna labores dentro del cuartel. Neto se haría cargo del taller mecánico y Matías del registro de casos. Lo que ven es deprimente: El taller donde fue asignado Neto no tenía ni siquiera insumos para todos los vehículos averiados además de darse cuenta de que muchas piezas eran “robadas” de estos para los vehículos del alto mando. El caso de Matías no era mejor. tenía en su escritorio apilados montones de archivos de casos sin resolución, muchos de ellos asesinatos. No tardan en entablar cierta amistad con otro capitán del mismo batallón: Fabio, quien le enseña a Neto la “rutina” que siguen cuando salen de patrullas, que se limita a “cobrar” mesadas mensuales a dueños de locales por protección, vale decir, poner una patrulla frente o en los alrededores de estos, algo que Neto, encuentra peor que la falta de insumos en su taller. Como Fábio no recibe pago porque Oliveira ya había puesto sus patrullas ahí y ante la falta de fondos, acepta un plan ideado por Neto para hacerse de recursos frescos aunque esto afecte directamente al coronel Otavio (Marcelo Escorel)  quien sagradamente todas las semanas iba por su “parte” de las apuestas ilegales que se celebraban en el morro Babilonia, enviando a un hombre de confianza a retirarlos. Neto se adelanta enviando a Matias a hacerlo y gastan el dinero en piezas para los vehículos. Otavio, enterándose de esto culpa a Fábio a quien decide tenderle una trampa para quitarselo de encima. Nos trasladamos entonces a la escena del disparo que origina el tiroteo donde nos explican por qué Neto y Matias estaban ahí esa noche y la intervención de Nascimento y su gente ante la trifulca generalizada donde bajan al dueño del morro Marcinho (Erik Maximilano Oliveira) y los salvan de una muerte segura junto con Fábio. Neto, al ver el accionar del BOPE decide entrar junto con Matías y el mismo capitán Fábio, aunque este último mas que nada para evitar ser ultimado por el coronel. Por su parte Bahiano se entera de la muerte de su “partner” y ve en una foto el rostro de Matias y encara a María y el resto de los responsables de la ONG por esto. Luego nos toca ver el entrenamiento al que es sometido la tropa de novatos, un entrenamiento realmente duro para convertirse en miembros del BOPE y los sucesos posteriores a esos pero prefiero no develarlos para que disfruten de la peli.

Critica y algunos datos extra.

Un “suave” interrogatorio

La película, rodada en el año 2007, recibió tanto críticas positivas como negativas. En algunos medios incluso atacaron al director tratándolo de fascista. No es una película fácil de digerir ya que hay escenas de extrema violencia, en especial cuando muestran los métodos de interrogación que usa el batallón: golpes, gritos y famosa bolsa que colocan en la cabeza del interrogado hasta hacerlo botar sangre. Para que hablar del entrenamiento primario que se basa en humillaciones y maltratos a los postulantes, aunque justificado ya que la mayoría de los que entran son policías corruptos y son a los primeros que hay que quitar para la integridad de la unidad. Por otra parte y siguiendo el relato que hace el capitan Nascimento, se puede vislumbrar que no solo la policía si no gran parte de la sociedad brasileñas está corrupta: no solo tratos entre las policías y narcotraficantes si no también la participación de estudiantes adinerados, muy críticos de la sociedad, en prácticas de microtráfico y avalando el crimen tal como relata Nascimento:

Lo que mas me enfurece es ver a jovenes que nacen con oportunidades, entrar a ese mundo. Quien ayuda a un narcotraficante, se convierte en uno.

Jose Padilha ya había filmado una película anterior que trataba el tema del BOPE aunque basado en un caso real: Bus 174 donde cuestiona los métodos utilizados por esta fuerza especial de la policía debido a la muerte de varios rehenes del bus secuestrado. Fue como contar una parte de la historia. El BOPE es muy cuestionado por sus métodos al intervenir en las favelas, sus polémicos interrogatorios (donde incluso hay torturas) aunque también es admirado por su efectividad a la hora de perpetrar acciones contra el crimen organizado. Durante la visita del Papa en 1997, la de Michael Jackson en su grabación de un videoclip They don’t really care about us en una favela e incluso ahora para el Mundial de Fútbol que se avecina son requeridos. Además en la película toca varios temas aun vigentes en Brasil: la corrupción la influencia de los capos de la droga, el estrés físico y mental que presupone estar en una fuerza de élite que esta constantemente en guerra y cuyos miembros arriesgan la vida pese a veces para darse cuenta que nunca habrá solución mientras exista tamaña corrupción social. Si bien eso no justifica el accionar empleado, si es un argumento válido para reflexionar sobre como enmendar el rumbo.

En lo puramente técnico la película al verla de primera no imaginas que es brasileña, ya que tiene una filmación muy al estilo de las pelis de acción de Hollywood. La ambientación de las favelas y las tomas de las escenas de acción, estabam  muy bien logradas. Actores de gran nivel, empezando por Wagner Moura (si no les suena es el cazarrecompensas de Elysium) y Fernanda Machado de respetable trayectora en la TV y el Cine de su país, aunque de mi parte destaco el de Andre Ramiro como Matías y como va transformando su personalidad a medida que avanza el film y el de Milhem Cortez como el corrupto pero en parte bonachón capitán Fábio, sin dejar de lado tampoco a Caio Junqueira como el apasionado y correcto Neto.  Lo que respecta a la banda sonora, pasa desde el funk (muy conocido en Chile por el baile Axé) hasta música de rock. La música incidental es acorde a las situaciones de cada escenario, aunque no se nota mucho en grandes partes de la película, salvo en las escenas de las incursiones. El tema central de la película es interpetado por el grupo Tihuana (la verdad no he encontrado nada de ellos, solo que suenan como rock 😉 ) cuyo nombres homónimo al de la película.

Concluyendo un film que tiene de todo para entretener y tambien invita a reflexionar sobre lo que pasa del otro lado de la vereda, porque la historia tiene siempre dos caras pero siempre nos cuentan una y nunca con todos los detalles.

Anuncios

One thought on “Tropa de Elite: la otra visión de la historia.

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s