Un llamado de atención

Pasaron las elecciones municipales. Las primeras con el nuevo sistema y padrón electoral que contempla la inscripción automática y el voto voluntario. Muchas cosas no han cambiado como el hecho de que ambas coaliciones se sienten triunfadoras, pero otras que si como la alta abstención, algo que era muy probable que sucediera debido al poco interés de la gente (en especial jóvenes) de votar por las coaliciones existentes (aunque debo admitir que hubo varios independientes que dieron sorpresas).

Yendo a la realidad de mi comuna, las tendencias no variaron, aun con el 64% de abstención, Ganó el actual edil con un porcentaje similar a la abstención (62%) dejando muy atrás a sus otros dos contendores. En el caso de los concejales un novel en estas lides, pero conocido de la comuna obtuvo la primera mayoría, seguido de otro novel en estas lides, no tan conocido pero que hizo campaña desde el primer momento, lo que indica que también se desea caras nuevas, aunque no todas fueron cambiadas (hay dos hasta ahora que llevan 20 años en el consejo). Sin embargo esto nos invita a reflexionar sobre el que realmente queremos como comuna y como ciudadanos y habitantes de ella. Vi mucha desidia en a gente,  pocas ganas de participar. Excusas habían muchas. “Para que si Palma va a ganar”, “Para qué si siempre es lo mismo”. otros simplemente porque no quisieron o no sabían. Yo entiendo las razones de no participar pero el hecho de vivir quejándose esperando a que salga un salvador o alguien que los saque del hoyo, me parece poco serio.

Ahora sobre los errores y la pérdida de votos, prefiero no hacer fuego y acusar de fraude o intento de eso al gobierno (cosa que suele pasar entre los opositores y descontentos) o a los estamentos. Recuerden que no es la primera vez que pasan errores puntuales de escrutinio en una elección. Cuando fui vocal de mesa, vi muchas veces situaciones parecidas donde la cantidad de votos escritas en el acta no coincidía con los que habían en los sobres ni en los que hubo en el conteo. Una mala sumatoria es fatal sobre todo al final cuando no te coinciden los votos que obtuvo cada candidato. Es por eso que se hace una nueva revisión en el Colegio Escrutador,  donde se debe volver a abrir los sobres y corregir las actas que están mal. Si en ese tiempo que había un orden en cuanto al registro electoral habían errores, con este nuevo registro, que hizo un reordenamiento de los ya inscritos para incluir a los nuevos, el kilombo se hizo mayor. Muchos no sabían donde votaban menos la mesa que les correspondía ya que el nuevo padrón también hizo reordenamiento de mesas. Hubo gente que votó en una mesa equivocada, creyendo que aun estaba en su mesa. Si bien hubo difusión en los medios, fue insuficiente para que la gente se informara. Además nadie pensó que la gente mayor de edad, ellos que siempre votan y la mayoría no usa internet para informarse de su mesa correspondiente, sin contar que hubo hasta “muertos” votando, todo debido al reordenamiento de los registros (tirón de orejas para los encargados de informática si fue en la plataforma digital) entonces era de esperarse (y no vengan los quejosos de siempre a decir que no)  este desorden tan grande, supuesta “pérdida de votos” que deriva en supuestos “fraudes” y “funas” sin tomar en cuenta estos detalles (lo mas jóvenes que son los que más protestan, son los que menos prestan atención a estos detalles). No digo que no puedan haber fraudes (para las elecciones del 2005 y segunda vuelta de 2006 se dice que se vieron hasta sacos de votos marcados en nombre de cierta señora) pero es lo más improbable. Hasta ahora el colegio escrutador y el Servicio Electoral han funcionado como corresponde.

 Siempre he tenido la idea de que nosotros somos los que tenemos que dar el primer paso. Buscar líderes y no esperar a que lleguen o que te los presenten las coaliciones gobernantes, por ejemplo si el actual edil de Villa Alegre decide (o lo obligan) a no postularse por un 5to período, el cupo se lo peleara su propia coalición y pondrán a otro de su misma línea. Lo mismo pasa con los de la coalición opositora (que este año tiraron a un candidato por tirarlo no más) pero los que no alineamos, los indecisos, incluso los decepcionados de sus coaliciones ¿qué hacemos? Muchos no votaron y es entendible, pero es ahora cuando deberíamos unirnos, formar un nuevo frente ciudadano dentro de la comuna por lo menos y buscar una alternativa de aquí a 4 años más. Eso debería ser en todas las comunas. El “funar” no sirve de nada. Protestar algo hace peor no lo suficiente. Es difícil si con el actual sistema electoral de cifra repartidora, mas con el emigrar de muchos jóvenes, pero si no lo intentamos no sacamos nada con quejarnos después.

Las derrotas electorales pasan siempre por factores a veces no tomados en cuenta.

  1. El período de campaña:  Los votos se ganan en la calle, con la gente de a pie, aquella que es la que sufraga. Esto es algo que históricamente, la derecha no ha comprendido. ¿Espera que la gente vote por ellos  si no baja de sus palacetes, salvo los domingos a la parroquia a golpearse el pecho? No pues, eso hace que más prejuicios caigan sobre ellos.
  2. Las anti campañas o ataques hacia un candidato X: es quizás la peor arma en estos tiempos. La gente suele estar de parte del atacado antes del que ataca, mas si este tiene un desprestigio aun mayor. El atacar al contrincante es un arma de doble filo.
  3. La falta de ideas y planes de trabajo. Esto es problema de todos los que se presentan. Muchos nunca tienen nada planificado para su período si salen elegidos, es más, ni siquiera están informados de cómo es que funciona el sistema municipal, los presupuestos que se manejan y que es lo que puede y no puede hacer como concejal y/o alcalde. Por esa razón muchas administraciones, fracasan en su gestión. No todo se aprende sobre la marcha.

En fin. Nuevamente digo esto: nosotros los que crecimos en los 90, los que ya bordeamos los 30 y los cumplimos, somos nuevamente llamados, incluyendo a los más jóvenes a formar una nueva fuerza, de esperarse, libre de las ataduras políticas de los partidos tradicionales. Es difícil ya lo se, sobre todo por el sistema eleccionario imperante,  pero aun se puede. Con educación, altura de miras, propuestas e ideas posibles de ejecutar en la comuna. Ahí está la solución, pero mientras haya desidia no cambiarán las cosas.  Hasta otra.

Anuncios

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s