Quod est veritas?

¿Qué es la verdad?
¿Qué es la verdad?

Esa pregunta fue la que Pilatos formuló a Jesús cuando este empezó a hablar sobre La Verdad. Sin ir mas lejos una pregunta que es capaz de desarmar y dejar sin respuesta a alguien como el supuesto Hijo de Dios, es muchas veces mas que suficiente para dejar a los magufos y charlatanes sin respuesta que afirme su verdad salvo divagar en otras que muchas veces no tienen nada que ver con el tema. Bueno como sea, el concepto en si tiene muchos derroteros que justifican una postura X o Y la cual bien maquillada hace caer a muchos incautos, sobre todo a los que tienen ansias de destacar sobre el resto y los revolucionarios de cartón entre otros simios semi-racionales llamados humanos.

Hablemos de verdades. Primero que nada nunca existe una única verdad. Todos tienen una tal como tiene un culo, que según el dueño de este huele mejor que el del resto. En pocas palabras una verdad que yo defiendo a rajatabla es siempre mas válida que la del resto, muchas veces “porque yo lo valgo”. Esto no es mas que una falacia enorme. Una verdad se debe sustentar siempre en evidencia o en algo que la sustente independiente si el convencimiento del interlocutor de ella sea bastante grande., ya que sin estas es imposible, al menos para mi, creerlas de buenas a primera. Muchas religiones y sectas (incluyendo los revolucionarios) se basan mas en el carisma del interlocutor que en la evidencia misma. Ejemplo mismo una religión o la astrología.

Segundo. La verdad nunca es 100% exacta. No se puede tomar como absoluto una verdad, sea esta “oficial” o “alternativa” ya que ninguna reúnen el total de evidencias ni de situaciones observables. Ni la que tenga el mayor porcentaje de éstas esta exenta de errores. Hay que pensar que las verdades son interpretaciones que se hacen a la luz de acontecimientos vividos u observados pero la credibilidad de sustenta en evidencia, que es lo que cuenta.

Por último, una verdad bien vendida no es 100% creíble. Aquí es bueno tener siempre prendidas las luces de alerta y el sentido común. Una verdad muy maquillada y tendenciosa es siempre aceptable en la gente que no comprende lo que se explica y trata de hacer entender en que si lo es (para no parecer ignorante). La mayoría de estas usa la frase mas prostituida de todas “Saquen sus propias conclusiones”. Al invitar al lector a sacar estas, el charlatán de turno deja a la libre interpretación su verdad, que bien maquillada y presentada hace que todos la aprueben como creíble absolutamente. Es en ese entonces que es bueno hacer preguntas al interlocutor sobre las dudas que se puedan tener y mejor pedir evidencia de que esta correcto. Si contesta de mala manera o presenta evidencia poco creíble (o bien ninguna) ya se sabe que lo que dice es derechamente mentira, aunque sea una idea atrayente si no hay nada que asegure su veracidad, no sirve.

Concluyendo, es de suma importancia tratar de no creer nada de buenas a primeras, aunque tampoco dejarse llevar por la paranoia de que todos mienten. El mundo no es blanco y negro si no de una leve tonalidad gris que no distingue totalmente una verdad de una mentira. Esta tan llena de matices que hasta el mismo Jesús dudó de ella (suponiendo que el Jesús bíblico haya existido)

Hasta otra

Anuncios

Su comentario es bienvenido en este humilde blog :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s